El último viaje: los restos del avión siniestrado salen de los campos del establecimiento Los Mojinetes, al Norte de Laguna del Sauce.El último viaje: los restos del avión siniestrado salen de los campos del establecimiento Los Mojinetes, al Norte de Laguna del Sauce.En las últimas horas de la tarde del sábado, un camión del Ejército escoltado por dos unidades de Policía Caminera, transportó trabajosamente los restos del avión siniestrado el jueves a la noche apenas despegó del aeropuerto internacional de Laguna del Sauce. Allí esperan encontrar las respuestas de la tragedia.

 

Mientras los cuerpos de las 10 víctimas del trágico accidente del aero-taxi argentino siniestrado sobre las 20.37 del pasado jueves 19 de marzo permanecen en la Morgue Judicial de Maldonado, los restos del Beerchraft B90 Kingair fueron transportados en las últimas horas hacia Carrasco.

La operación se inició el viernes con la extracción de la aeronave del lecho de la Laguna del Sauce, y prosiguió el sábado en tierra firme con el corte de las dos alas para permitir su traslado primero, por senderos de campaña, caminos vecinales, y luego las rutas 9 e Interbalnearia, hacia Carrasco.

Sobre la hora 17.00, concluyeron las tareas de carga con maquinaria pesada de la Intendencia de Maldonado, y finalmente los trabajos de amarre de las partes a una gigantesca chata del Ejército Nacional que trabajosamente salió de la zona de la tragedia hacia un camino vecinal que conduce al establecimiento Los Mojinetes.

Al ingresar en Ruta 9, el pesado rodado fue acompañado por dos unidades de Policía Caminera, hasta la zona de Los Cardos, y luego por la Ruta Interbalnearia con destino final en la Base Aérea N° 1 de Carrasco, donde los restos del avión quedaron a la espera del comienzo de las pericias.

La aeronave fue trasladada en varias partes: el fuselaje, las dos alas y los dos motores, todo lo que se espera dé algunas respuestas para saber que fue lo que ocurrió la noche del jueves 19 de marzo, minutos después del despegue de la pista 01 del aeropuerto de Laguna del Sauce.

 

 

No se sabe

Por el momento no existe certeza sobre lo que realmente ocurrió, aunque algunas versiones e hipótesis ya fueron descartadas; por ejemplo, se sabe que el avión no “explotó” en el aire, sino que lo que algunas personas dijeron haber sentido, puede haber sido el impacto sobre el agua.

El avión se encontraba plenamente habilitado para volar, tanto dentro de Argentina como en Uruguay, y los pilotos contaban con las calificaciones correspondientes para conducirlo. Un extremo que se maneja con mucha cautela, tiene que ver con un probable exceso de carga.

La caída sobre el lecho de la Laguna del Sauce, se produjo menos de dos minutos después del despegue del extremo Norte de la pista 01 del aeropuerto de Laguna del Sauce. En ese lapso, el avión no habría logrado superar todavía los 150 metros de altitud.

Según fuentes calificadas, si uno de los dos motores se hubiese “plantado”, el vuelo podría haber continuado sin inconvenientes, aunque no lo aseguran si un evento de ese tipo se dio cuando la aeronave había logrado poca altura y velocidad como en este caso.

En base a testimonios, pruebas recogidas en el lugar, en la Torre de Control y lo que “hablen” los restos del avión, los técnicos de la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación (CIAIA), podrán acercarse a la verdad de lo ocurrido con el Beerchraft B90 Kingair.

(Fotos/Video: MaldonadoNoticias)

e-max.it: your social media marketing partner