El choque de este auto, desnudó el accionar de una banda local muy profesional, dedicada a los robos selectivos.El choque de este auto, desnudó el accionar de una banda local muy profesional, dedicada a los robos selectivos.Tres individuos detenidos el lunes 29 de diciembre, tras protagonizar un choque en boulevard Artigas, fueron enviados a la cárcel. Integraban una banda local dedicada a los grandes robos; entre ellos estaba Facundo Preste quien hace muy pocos meses había robado una caja fuerte en una inmobiliaria de La Barra.

Como lo informara MaldonadoNoticias, los 4 individuos fueron detenidos el pasado lunes 29 de diciembre durante un impresionante operativo policial que tuvo como epicentro al barrio San Martín de la ciudad de Maldonado, pasadas las 17.00 horas.

Los delincuentes chocaron en boulevard Artigas y calle Ventura Alegre a un joven que se desplazaba en moto, al que le provocaron diversas lesiones. La banda se desplazaba en un VW Gol de alquiler que dejaron abandonado tras el choque.

Aunque inicialmente se presumió que la banda huyó del lugar armada, y algunos efectivos policiales advertían a sus pares que los perseguían que tuvieran la máxima precaución, en realidad solo llevaban herramientas apropiadas para perpetrar los robos.

En su huida, se fueron descartando de esas herramientas; tras la detención de los cuatro, la Policía encontró uñas, linternas, martillos y un gato hidráulico, que la banda siempre cargaba para concretar sus golpes en grandes residencias o comercios.

Tres de los cuatro individuos, fueron procesados con prisión, imputados por un delito de asociación para delinquir en concurrencia fuera de la reiteración, con reiterados delitos de hurto agravados por la pluri participación y la penetración domiciliaria.

Los encarcelados son Facundo Preste, de 26 años de edad, quien a fines del pasado mes de agosto había sido enviado a la cárcel como uno de los autores del robo de una caja fuerte en la inmobiliaria Gattas, ocurrido el 1° de junio. Tres meses después ya estaba en la calle.

Otro de los procesados es Carlos Enrique Díaz, de 28 años de edad, poseedor de varios antecedentes penales; y J.M. de 20 años, quien carecía de antecedentes y era el responsable de alquilar los coches que usaba la banda para dar los golpes.

Confesaron ante personal de Investigaciones de la Policía de Maldonado, que tuvo a su cargo los procedimientos, haber sido autores de 7 hurtos y una tentativa: uno en José Ignacio, tres en La Barra, dos en San Rafael y uno en Solanas, además de una tentativa en esta misma zona.

El cuarto detenido no tenía antecedentes y recuperó la libertad, al no probarse su participación en ninguno de los hechos. El caso de J.M. es muy particular, porque se trata de un joven de una familia sin problemas económicos que hacía sus primeras armas en el delito.

Precisamente por estar limpio y tener una buena imagen ante la sociedad, era el responsable de alquilar los automóviles que usaba la banda en cada golpe, sin despertar la mínima sospecha. No llamaba la atención que esporádicamente alquilara algún coche.

Confesaron que cuando se produjo el choque contra la moto en boulevard Artigas, se dirigían a Punta del Este para concretar el robo de un cofre o caja fuerte que ya tenían “marcada”, aunque no se conoció cual sería el lugar que atracarían.

Especializado

Facundo Preste había sido uno de los autores del robo de la caja fuerte de la inmobiliaria Gattas de La Barra, ocurrido el 1° de junio de 2014. El delincuente fue atrapado a fines del mes de agosto, durante un allanamiento realizado en una casa del barrio Cerro Pelado.

Aunque en principio trascendió que en el interior de la caja fuerte de la inmobiliaria Gattas no había dinero, luego se supo que contenía joyas de distinto valor, un encendedor con las iniciales de su propietario grabadas (C.G.), y otros efectos.

En la casa, no solo se recuperaron joyas y ese encendedor del dueño de la inmobiliaria, sino una gran cantidad de herramientas para violentar cajas fuertes y otra serie de efectos, como dos equipos de radio comunicaciones.

El joven ladrón -que no tenía antecedentes-, no ofreció resistencia a la detención, y más tarde reconoció haber participado en el robo de la caja fuerte, y en el de un comercio, del que además de dinero se llevaron un handy.

Con este equipo, Facundo Preste había accedido a la frecuencia policial, por lo cual seguía cada uno de los movimientos del personal de la Jefatura de Policía de Maldonado. Además tenía prismáticos y herramientas adecuadas para violentar cajas fuertes.

Con su confesión y múltiples pruebas, Preste fue puesto a disposición del juzgado penal de 10° turno, donde fue remitido a la cárcel imputado por dos delitos de hurto en reiteración real. El caso no quedó cerrado porque se lo siguió investigando por otros hechos.

A pesar de no tener antecedentes como mayor en aquel momento (había cometido una rapiña siendo menor de edad), demostró estar preparado para dar golpes de envergadura sin despertar sospechas. Sin embargo el rastreo de información permitió su captura.

Para sorpresa de la Policía, solo algunos meses después estaba en libertad y nuevamente encabezaba una banda local dedicada al robo selectivo de fincas y grandes propiedades. Una de las características de la banda, era que no usaba armas de fuego.

e-max.it: your social media marketing partner