Silva Bergara y Suárez Lacuesta, fueron encontrados responsables de la boca desbaratada.Silva Bergara y Suárez Lacuesta, fueron encontrados responsables de la boca desbaratada.La investigación se inició en el mes de agosto a partir de una denuncia presentada ante la Policía. Además de las personas que terminaron remitidas a la cárcel, se incautó cocaína y marihuana, entre otros efectos habituales en estos lugares.

 

La Brigada Departamental Antidrogas (BDA) de la Policía de Maldonado, trabajaba silenciosamente a partir de una denuncia realizada en el mes de agosto, sobre el funcionamiento de una boca de venta de drogas ubicada en el límite de los barrios Maldonado Nuevo y San Antonio.

El lugar indicado, está en avenida De los Gauchos y calle Matheo Moleras, en un padrón donde se encuentran varias construcciones (piezas). La investigación confirmó que efectivamente allí se vendían estupefacientes, por lo que la Justicia libró una orden de allanamiento.

El miércoles, la Policía irrumpió en el predio deteniendo a 3 personas (dos hombres y una mujer), e incautando 22 lágrimas de cocaína (con un peso total de 5,47 gramos), y 2 dosis de marihuana (pesaron 1,92 gramos), así como una balanza de precisión y una pistola de aire comprimido, entre otras cosas.

Los tres detenidos fueron trasladados a dependencias policiales, donde tras ser identificado uno de los hombres quedó en libertad, mientras el otro y la mujer (ambos poseedores de distintos antecedentes penales), por disposición Fiscal fueron conducidos a la sede Penal de 4° Turno.

Durante la audiencia, Ivonne Beatriz Suárez Lacuesta, de 43 años, y Edgardo César Silva Bergara, de 28, resultaron condenados a 2 años y 4 meses de penitenciaría, como autores responsables de un delito de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas.

Ivonne Beatriz Suárez, contaba con otros dos antecedentes por hurto; fue condenada por primera vez el 31 de enero de 2017 a una serie de medidas sustitutivas a la prisión, y luego el 15 de marzo del mismo año, instancia en la que fue enviada a la cárcel de Las Rosas.

Edgardo César Silva, el 10 de mayo de 2019 fue a prisión por tenencia de estupefacientes, tráfico interno de arma de fuego y municiones, y tenencia ilegal de arma. En 2017 había sido condenado dos veces (en marzo y noviembre) por porte ilegal de arma de fuego, y en un caso por atentado.

e-max.it: your social media marketing partner