*) Daniel Pelenur MBA

 

Max Weber, fue entre otras cosas, un economista, filósofo, historiador, psicólogo, que trabajo y difundió sus ideas en Alemania a fines del siglo XIX y principios del XX. Fue un estudioso de la Administración Publica, y para él, la burocracia tiene un aspecto positivo, siendo más racional que otros argumentos del uso y afectación de los recursos públicos.

La burocracia es la estructura que tiene como característica principal el uso de procedimientos, división de tareas, funcionalidades, especialización, jerarquías, autoridad y relaciones interpersonales.

Todas nuestras empresas necesitan de algo de burocracia, especialmente cuando comienzan a crecer, a desarrollarse; deben tener los controles adecuados, los procedimientos y el manejo y control de todos los recursos, se debe departamentalizar para una mejor gestión.

En el Estado pasa lo mismo, es necesario control, jerarquía, autoridad, contratación de personal de acuerdo a criterios explícitos; que los mejores sean los tomadores de decisión, de trabajo en equipo, de disciplina, de planificar, de tener visión…

La tarea de manejar los recursos, de administrarlos lo mejor posible, de que los más capaces estén en los puestos claves, debe ser una política de Estado, que sobrepase los gobiernos de turno. Sabemos muy bien que en nuestro paisito, abundan situaciones que entorpecen seriamente cualquier afán racional de ejecutar y mantener una idea, proyecto, emprendimiento.

Durante décadas, hemos engrosado la “burocracia” del Estado, por diversas razones, el momento actual es realmente abrumador.

Julio Bocca aparece en escena como Director del Ballet Nacional del Sodre. Ha hecho cosas excelentes durante estos años que pudo dirigir, planificar, ejecutar, resucitar…

Reflotó algo de nuestra cultura, con gran sacrificio, tratando de atravesar paredes de granito mental de los que estaban a su alrededor; trabajó y emprendió, el Ballet ahora es algo serio, han salido al exterior con enorme éxito, han ido al interior del país, ha mejorado notablemente su calidad.

Todos estos años, manejando los intrincados laberintos de moverse en orbitas de funcionarios públicos, sellos, expedientes, tiempos preciosos gastados en inútiles procesos de aprobación, jurisdicción, control y demás variables orientales de nuestra burocracia estatal.

Bocca deja el Sodre. Una de las causas de mayor gravitación en su alejamiento es el desgaste de estos años, para poder lograr sus objetivos, demasiado desgaste, demasiado todo. Los tiempos de la cultura y de las ideas de Bocca no son los tiempos de los burócratas de turno.

El Presidente del Sodre es un político, diputado, fue bancario en su actividad previa. No deseo manejar un juicio de valor sobre dicha persona, pero me parece que para presidir el organismo deberíamos pensar en alguien que tenga una base cultural alineada, manejo de los tiempos, necesaria preparación administrativa y de manejo y control de los distintos recursos, especialmente los recursos humanos, donde en el Sodre en los últimos tiempos ha habido 14 renuncias.

La inflexibilidad laboral oriental es algo que nos deja perplejos, un organismo como el Sodre debería tener variables propias de horarios laborales adecuados a su existencia. Vuelvo a decir, a nadie se le ocurre esto ¿están tan ocupados en ver qué pasa con la semana que viene?. La ida de Bocca, no le preocupa a algún burócrata de turno?.

Por ahora viene ganando la pared de granito mental que tiene la mayoría de los que ocupan cargos públicos. Gracias Max Weber por entender y hacernos comprender el término de burocracia y su connotación positiva en la administración pública.

Ningún aplauso a los que construyen las paredes de granito, que entorpecen, enlentecen toda idea fresca, emprendimiento, ganas de progresar. Muchos aplausos a todos los héroes anónimos que siguen trabajando y peleando para mantener sus emprendimientos, empresas, ideas.

Para el postre, nuestro ministro de trabajo -con minúscula- está horrorizado con la reforma laboral en Brasil, que va a flexibilizar a dinamizar el empleo, que va a dar reglas claras a empleados y empleadores, que va a destrabar intrincadas burocracias insertadas durante décadas. Cuidado que a alguien se le pueda ocurrir esto en tierras charrúas!.

*) Master en Administración de Empresas (New York University). Ocupó cargos gerenciales de primer nivel en áreas administrativas financieras en importantes empresas en Montevideo y Buenos Aires. Docente Universitario. Desde el 2008 hace consultoría y capacitación en empresas familiares en áreas de Administración, Contabilidad, Finanzas y Organización. Cel. 099 141 417 - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

e-max.it: your social media marketing partner

 

COLUMNAS INVITADOS

  • 1
  • 2
  • 3
País, Empleo, Riqueza

País, Empleo, Riqueza

Por Daniel Pelenur MBA

Arreglos finales

Arreglos finales

Por el Psic. Manuel Froilán Zavala Ayala

La leyenda urbana de los valores en el deporte

La leyenda urbana de los valores en el deporte

Por el Prof. José Luis Corbo

Max Weber, Burocracia y Julio Bocca

Max Weber, Burocracia y Julio Bocca

Por Daniel Pelenur MBA

La evaluación como práctica social

La evaluación como práctica social

Por el Prof. José Luis Corbo

Arboles, Iniciativa, Planificación

Arboles, Iniciativa, Planificación

Por Daniel Pelenur MBA

El vacío existencial

El vacío existencial

Por el Psic. Manuel F. Zavala Ayala

Redescubriendo a Kafka

Redescubriendo a Kafka

Por el Prof. José Luis Corbo