Jonathan Ezequiel Fernández Clavijo, no fue demasiado lejos tras el robo a una carnicería.Jonathan Ezequiel Fernández Clavijo, no fue demasiado lejos tras el robo a una carnicería.El hecho ocurrió la noche del último día del mes de mayo en un comercio de avenida De los Gauchos, en Maldonado. En tanto, otro sujeto fue condenado a una pena combinada de 28 meses por la autoría, nada menos, que de 7 delitos.

 

En horas de la noche del domingo 31 de mayo, fue cometido un hurto en una carnicería ubicada en la esquina de avenida De los Gauchos y calle Rocha, en el límite de los barrios San Martín y Odizzio, de la que mediante descuido, un desconocido se llevó el dinero de la caja.

El damnificado dijo a la Policía que un joven había ingresado al comercio y que en un descuido seguramente haya robado el dinero, ya que la caja estaba abierta y ubicada muy cerca de la puerta de ingreso. Posteriormente la Policía identificó al probable autor por lo que solicitó orden para detenerlo.

El martes 2 de junio, fue detenido cerca del Centro de Convenciones de Punta del Este, en calle Isabel de Castilla y avenida Pedragosa Sierra. Se trataba de Jonathan Ezequiel Fernández Clavijo, de 22 años y poseedor de antecedentes penales, quien fue trasladado a dependencias policiales.

Establecida su responsabilidad en el robo del mencionado comercio, fue llevado ante la Justicia que, el miércoles lo condenó a 7 meses de prisión efectiva, como autor penalmente responsable de un delito de hurto. No se informó del monto de dinero robado ni si se pudo recuperar.

Mucha cosa

A todo esto, un sujeto identificado como L.A.P.C., de 38 años, fue condenado a una pena combinada de prisión efectiva y libertad vigilada de dos años y cuatro meses, como autor de cinco delitos de apropiación indebida y dos delitos de hurto agravado, todos en régimen de reiteración real.

El individuo fue atrapado luego de un particular hecho ocurrido en el barrio San Gabriel de Maldonado, cuando desde una finca denunciaron que un desconocido había golpeado palmas solicitándole dinero a una mujer porque se había quedado sin combustible en su vehículo.

Posteriormente, una mujer golpeó palmas en la misma finca pidiendo un teléfono celular para realizar una llamada urgente, a lo que la dueña de casa accedió; pero para su sorpresa, la recién llegada abrió el portón y le manoteó el aparato, fugando en un coche junto a L.A.P.C.

La Policía obtuvo la orden de detención para el hombre que era investigado por otros hechos, lo que se hizo efectivo en su propio domicilio. Llevado ante la Justicia fue condenado a la pena mencionada; no se reveló qué pasó con la mujer que lo acompañaba y robó el teléfono.

L.A.P.C., de acuerdo a lo dispuesto por la Justicia, cumplirá 10 meses de prisión efectiva y otros 18 de libertad vigilada, plazo durante el cual solamente deberá residir en el domicilio que fije y presentarse una vez por semana en la dependencia policial más próxima al mismo.

e-max.it: your social media marketing partner