Un uruguayo-argentino de 34 años, fue condenado por el delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones, tras haber sido intervenido, dentro de su coche, en un barrio residencial de Punta del Este, luego que vecinos llamaran a la Policía porque consideraron que su actitud era sospechosa.

Un sujeto de 31 años, poseedor de infinidad de antecedentes penales, que recuperó la libertad por última vez sobre fines del año pasado, otra vez fue condenado por receptación. Como otras veces años anteriores, fue detenido a bordo de una moto robada.

Un joven de 24 años enviado a la cárcel, otro de 23 con libertad vigilada y un adolescente de 17 con arresto domiciliario nocturno, es el resultado de la investigación en torno a un robo cometido en perjuicio de una empresa de construcción del barrio Miguez de Maldonado.

La última incursión del sujeto en el interior de la parroquia de la ciudad de Aiguá, antes de ser detenido.Se trata de quien semanas atrás, recorrió varias calles de la ciudad cargando huesos humanos que luego arrojo en la propiedad del dueño de una empresa fúnebre. Posteriormente protagonizó otros episodios en la parroquia, donde había profanado la tumba de un sacerdote, hasta que la Justicia ordenó su detención y traslado compulsivo al hospital Vilardebó.

Un hombre de 32 años fue enviado a la cárcel por un delito de hurto. Acababa de robar documentos y herramientas de una moto estacionada en avenida De los Gauchos, Maldonado, cuando fue detenido en un control aleatorio de vehículos y personas de la Policía.

El hecho ocurrió el pasado fin de semana e involucró a un hombre de 38 años (docente de ballet) y a su víctima, una joven de 18 años de la misma nacionalidad. El abusador estará en la cárcel 6 meses y luego cumplirá otros 4 de libertad vigilada.

Un delincuente de 23 años que era buscado desde el pasado 21 de enero, fue detenido en un asentamiento de Punta del Este y sometido a la Justicia. Había sido coautor de un robo de ropa perpetrado en un chalé del barrio San Rafael.

El confuso episodio ocurrió la noche del viernes 15 en una finca de calle Melchor Maurente por causas que se desconocen; el autor fue detenido y cumple 90 días de prisión preventiva mientras se investiga lo verdaderamente ocurrido.

El Fiscal Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, pidió en mayo de 2018 el procesamiento y prisión de cuatro oficiales del Ejército, un juez sumariante y un médico militar, por las torturas cometidas contra presos políticos en el Batallón de Ingenieros de Combate N° 4 con asiento en Laguna del Sauce, entre 1972 y 1976.

Un sujeto de 33 años poseedor de antecedentes penales fue sorprendido por personal de una empresa de alarmas en el interior de una residencia cercana a El Jagüel. La Justicia lo condenó a diez meses de cárcel por tentativa de hurto agravado.

El hecho ocurrió a mediados de la semana pasada en la ciudad de Maldonado, pero la Policía se movilizó rápidamente y recuperó el vehículo cuando se alejaba por la Ruta 39 en dirección a San Carlos. De los 4 ocupantes, uno fue condenado por receptación en tanto los otros están emplazados.

El dúo de atracadores fue intervenido por la Policía mientras huía por calle Misiones en dirección a Piriápolis. La Justicia condenó a dos jóvenes de 18 años, a 2 años de prisión efectiva y a otros dos de libertad vigilada.

Pedro Arturo Bonilla Diaz, quería llevarse un coche estacionado en calles de San CarlosUn sujeto que intentaba llevarse un automóvil estacionado en calle Rincón de la ciudad de San Carlos, y otro que se iba con mercadería sin abonar de un supermercado de Punta del Este, fueron enviados a prisión por el delito de hurto, en ambos casos en grado de tentativa.

El lunes 18 de febrero, el empresario y sindicalista argentino Marcelo Balcedo y su esposa Paola Fiege deberá concurrir al Juzgado de Crimen Organizado para la audiencia de “control de acusación”. La Fiscalía lo acusa de lavado de activos, contrabando y tráfico de armas de fuego, y pidió 11 años de prisión para él, y 10 para su esposa.

El autor tiene 22 años y una serie de antecedentes penales; en el caso del arrebato actuó acompañado por otro sujeto que no ha sido localizado. En tanto, otro joven de la misma edad fue enviado a la cárcel tras robarle el teléfono a un hombre y luego atacarlo a botellazos.