Permanecen impunes dos homicidios ocurridos este año en Camino Aparicio Saravia (Punta del Este), el 6 de abril, y a mediados de setiembre en San Carlos. Para muchos, estos casos son solo noticia por algunos días, luego se olvidan para siempre, aunque hay sectores de la sociedad que reclama por ellos.

Así como siguen sin ser aclarados los homicidios ocurridos el 6 de abril y el 13 o 14 de setiembre en distintas zonas del departamento de Maldonado, nada se ha informado sobre misteriosas desapariciones, de hombres y mujeres, ocurridas también en lo que va de 2014.

En cuanto a estos últimos casos, tanto familiares como la Policía aportaron datos sobre las personas ausentes, incluyendo fotografías; del mismo modo, de haber aparecido -vivas o muertas- se habría informado, lo que no ha ocurrido.

Sin embargo, tan alarmante o más, es el caso de dos homicidios ocurridos en Camino Aparicio Saravia uno, y en la ciudad de San Carlos el otro, que no han sido aclarados por las reparticiones de la Policía encargadas de su investigación.

Meretriz

Ann Valerie Medina (30), fue encontrada muerta el domingo 6 de abril sobre las 13.30 horas, con una puñalada en el corazón. La encontró su pareja, quien al no recibir respuestas cuando la llamó por teléfono, decidió ir hasta el lugar donde trabajaba como meretriz.Ann Valerie Medina, asesinada el 6 de abril. Su caso sigue impune.Ann Valerie Medina, asesinada el 6 de abril. Su caso sigue impune.

Su cuerpo yacía a pocos metros de Camino Aparicio Saravia en una zona de bosques a la que suelen introducirse prostitutas y clientes cuando no acuerdan ir a mantener relaciones sexuales a un hotel o a un apartamento de alguna de las partes.

La investigación parece haberse enfriado luego de los primeros días, durante los que se realizaron procedimientos en varios frentes. Quedó prácticamente descartado el robo como móvil del homicidio, ya que no le faltaba nada cuando encontraron su cadáver.

Para los investigadores, existe la certeza de que la muerte de Valerie fue el detonante de diferencias con un ocasional o conocido cliente, o con personas que están vinculadas al mundo de la prostitución en esa zona ubicada entre Maldonado y Punta del Este.

Octogenario

Américo Emilio Moreira Cabrera (87), murió se presume que tras una larga agonía, al menos 5 o 6 días antes del 20 de setiembre, cuando sobre las 18.30 horas fue encontrado sin vida en su propia casa ubicada en la calle Tomás Berreta de San Carlos.La casa de Américo Emilio Cabrera, testigo mudo de su asesinato aún sin aclarar.La casa de Américo Emilio Cabrera, testigo mudo de su asesinato aún sin aclarar.

La Policía recogió huellas y otros elementos que podrían ayudar a la investigación, y en los días sucesivos detuvo a varias personas, entre ellas algunos menores de edad que podrían haber participado en el sangriento episodio.

Una serie de heridas que presentaba la víctima, fueron indicadoras de que habría sido sometida a torturas antes de morir; se presume que el o los asesinos querían saber donde guardaba valores o dinero, lo que nadie confirmó que Moreira tuviera.

Quien o quienes lo ultimaron, ingresaron amparados en la oscuridad de la noche a los fondos de la casa. Allí violentaron una abertura por la que ingresaron y atacaron al octogenario. En el interior estaba todo revuelto lo que indica que buscaron afanosamente valores o dinero.

(Foto: MaldonadoNoticias)

e-max.it: your social media marketing partner