El lugar del siniestro y el recorrido que realizó el motociclista huyendo sin prestar asistencia ni denunciar lo ocurrido.El lugar del siniestro y el recorrido que realizó el motociclista huyendo sin prestar asistencia ni denunciar lo ocurrido.Tras 9 días de internación, como lo informara MaldonadoNoticias, dejó de existir un hombre de 79 años que fue embestido por un motociclista que se dio a la fuga sin prestar asistencia a la víctima. Tampoco se presentó ante la Policía para asumir su eventual responsabilidad.

El siniestro a la postre fatal, ocurrió en la calle Independencia, detrás de la cancha del club Central Molino de la ciudad de Maldonado, en el entorno de la hora 11.00 del miércoles 12 de noviembre, y cobró la vida de Walter Nicolás Egures Echavarría (79).

El septuagenario retornaba de hacer compras en un cercano almacén al que iba regularmente desde su casa ubicada a menos de una cuadra de allí. Según su hijo, César Egures, era muy cuidadoso y siempre le recomendaba a los niños del barrio tener cuidado.

El atropellamiento ocurrió en la calle Independencia, una arteria muy corta de solamente 5 cuadras, que une la avenida Wilson Ferreira Aldunate y boulevard Batlle y Ordóñez (ex Camino Velázquez), en el límite de los barrios Artigas y Perlita de la ciudad de Maldonado.

Walter Egures cruzaba la calle cuando fue esquivado por centímetros por un joven que circulaba a toda velocidad en moto, en dirección a Batlle y Ordóñez; detrás se desplazaba otra moto, según testigos “en una rueda”, cuyo piloto no pudo evitar el atropellamiento.

De acuerdo a testimonios recogidos, la marca de la moto no pudo ser apreciada, pero era de color “borra de vino”, probablemente 125 c.c.. El piloto, muy joven, cayó al pavimento, pero logró recuperarse, levantar la moto y salir disparando en dirección a Batlle y Ordóñez.

César Egures, dijo a MaldonadoNoticias que a pesar de las lesiones experimentadas, su padre fue trasladado al hospital Elbio Rivero con conocimiento, y pudo aportar algunos detalles de lo ocurrido: el color de la moto, y que el piloto era muy joven.

Su estado fue empeorando, hasta que en las últimas horas de este pasado viernes, dejó de existir. Su familia le dio sagrada sepultura éste sábado, con el dolor de la pérdida y la impotencia de no saber quien provocó la tragedia. Era un hombre vital.

Pueden encontrarlo

Los pocos testimonios recogidos tras el siniestro, dan cuenta que las dos motos iban jugando carreras o picando por calle Independencia, desde Wilson Ferreira Aldunate a Batlle y Ordóñez. Entre el sitio del accidente y ésta última arteria, hay cámaras de seguridad.

En la rotonda de la intersección de Independencia y Batlle y Ordóñez (rombo de color azul) habría una de las instaladas por la Intendencia de Maldonado. Lo que no se sabe es si la Policía ha relevado esa cámara y eventualmente alguna otra particular.

Según César Egures, ante la Policía nadie presentó ninguna denuncia concreta. El mismo día del siniestro, un joven habría concurrido al hospital Elbio Rivero, por una importante lesión en una pierna, producto de una caída en moto.

No se sabe si ese joven fue ubicado por la Policía e indagado por su eventual participación en el siniestro. En la ciudad de Maldonado, se producen infinidad de caídas en moto cada día, por lo que sería importante saber donde y como se cayó, y el tipo de moto que conducía.

El embestimiento del septuagenario, ocurrió detrás de la cancha del club Central Molino, en una curva que desemboca en una recta final hasta Batlle y Ordóñez (la flecha roja indica el sitio del impacto y las restantes la dirección que llevaba el motociclista).

El piloto de la moto, de ser atrapado, deberá enfrentar los cargos de omisión de asistencia y homicidio; el que conducía el primer bi rodado, también podría enfrentar los cargos de omisión de asistencia y encubrimiento. Por ahora, un asesino en moto anda libremente por las calles de Maldonado.

e-max.it: your social media marketing partner