banner encuesta 2019

La presencia de visitantes en la costa del departamento de Maldonado durante los meses de verano hace aumentar casi en 20% la cantidad de consultas en las policlínicas de Asse, pero, a la vez, se reducen las de los residentes. La directora de la RAP, doctora Sandra Alberti, dijo que ese movimiento pendular permite brindar una atención de calidad.

Asse asiste a 66.000 usuarios en Maldonado, y es el segundo prestador del departamento, con un 40% de usuarios del Fondo Nacional de Salud. Entre 2010 y 2018, la cantidad de afiliados se incrementó en 35%, lo que es el doble del crecimiento poblacional del departamento.

Las policlínicas funcionan todo el año, incluso las más próximas a las playas, pero en la temporada estival los centros de atención primaria incrementan su labor en función de la alta presencia de visitantes que se suman a los usuarios locales, lo que hace aumentar la cantidad de consultas de urgencia en casi 20%.

La recorrida

Un equipo de la secretaría de Comunicación Institucional de Asse, recorrió algunos establecimientos de Asse en la franja costera del departamento de Maldonado, junto a la directora de la Red de Atención Primaria (RAP), doctora Sandra Alberti, para realizar una evaluación.

En el caso de José Ignacio, el servicio funciona de lunes a sábado en horas diurnas durante todo el año y en temporada estival se agrega servicios los domingos, con el apoyo de prestadores privados de la zona, producto de un convenio de complementación.

Esa policlínica cuenta con un médico, un enfermero y un chofer de ambulancia especializada disponible para ese centro. En caso de requerirse un traslado, se realiza al centro de referencia más próximo en la ciudad de Maldonado, distante 35 kilómetros.

También al Este del arroyo Maldonado funciona la policlínica del balneario Buenos Aires, de lunes a viernes. En toda esa zona Asse atiende al 100% de la población, ya que es el único prestador. Hay varios centenares de residentes permanentes, pero en verano, además de los turistas, se radican muchos trabajadores zafrales.

En tanto, en la policlínica de Piriápolis funciona una puerta de emergencia las 24 horas del día todo el año y un servicio de policlínica. En Solís y en Punta Negra se realizan visitas rurales; es decir, un equipo de salud va a esos lugares a trabajar con la población que reside todo el año.

La doctora Alberti aclaró que, si bien en verano aumenta la demanda de atención por parte de los turistas, los residentes permanentes no asisten tanto a las policlínicas a no ser por una situación de emergencia o enfermedad aguda, por lo cual dejan espacio disponible en las agendas médicas.

“Los que viven todo el año planifican sus controles en salud para fechas previas o posteriores a la temporada de verano, porque además muchos de ellos trabajan en forma activa en la zafra”, agregó. Más allá de ese detalle, aseguró que en verano se incrementa la cantidad de funcionarios, sobre todo de enfermería.

e-max.it: your social media marketing partner