Fuertes muestras nacionales e internacionales para el docente y arquitecto William Rey.Fuertes muestras nacionales e internacionales para el docente y arquitecto William Rey.Como ya se ha informado, el empresario Giuseppe Cipriani, estaría preparando una demanda contra el arquitecto William Rey, la cara más visible del recurso presentado semanas atrás en procura de evitar la demolición del ex hotel San Rafael. La acción fue rechazada pero Cipriani dijo que fue perjudicado moral y materialmente.

 

En las últimas horas, la Sociedad de Arquitectos del Uruguay (SAU), emitió un comunicado en apoyo al arquitecto William Rey, “quien en ejercicio de sus derechos ciudadanos y velando por el interés cultural de la comunidad, interpusiera un recurso de amparo para evitar que se llevara adelante tal medida”.

La SAU interpreta que si bien Rey encabezó la acción ante la Justicia, “existieron múltiples pronunciamientos de apoyo a su iniciativa, entre ellos el de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de la República y el de nuestra propia Sociedad de Arquitectos del Uruguay”.

También, se hicieron públicos comunicados de dos organizaciones internacionales de patrimonio, CICOP e ICOMOS, respaldando a William Rey, “e incluso la organización de vecinos del barrio San Rafael lo acompañó, siendo testigo uno de sus representantes en la audiencia celebrada”.

En las últimas horas también expresaron su apoyo a Rey, la Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos, y la Asamblea del Claustro de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de la República, ésta última durante su sesión ordinaria del lunes 8 de abril.

La SAU remarca que el recurso presentado ante la Justicia fue rechazado por un aspecto formal: “caducidad de la acción”, a pesar de lo cual, “la sentencia reconoce expresamente la legitimación del arquitecto Rey para representar los intereses difusos de las personas afectadas por la destrucción del patrimonio cultural”.

Para la SAU, “es claro que con ello no se está diciendo que el proceder del Grupo Cipriani esté ajustado al derecho, sino solamente que no es manifiestamente ilegal como para habilitar el amparo. La supuesta facultad de demoler el bien cultural se asienta, en este caso, en las vacilantes expresiones de un trámite de viabilidad”.

Asimismo, reitera que las excepciones que la Junta Departamental de Maldonado otorgó al emprendimiento de San Rafael, “fueron concedidas en el entendido de que el proyecto contemplaba la preservación de este ícono fernandino”, de acuerdo con lo argumentado por todos los actores involucrados.

Además, se remarca que así se comunicó públicamente a través de la campaña publicitaria “que aún puede verse en la Ruta Interbalnearia y en Punta del Este, en cuyos carteles se utilizó una postal de época del hotel”, que confirmaría que el edificio del ex San Rafael Sería preservado.

“Por todo ello consideramos fuera de lugar el anuncio de demandar al Arq. Rey por supuestos perjuicios, siendo que los afectados en mayor medida en la ocasión son las generaciones actuales y futuras que se verán privadas de los valores culturales que el edificio a demoler contiene”, interpreta la SAU.

“Con la destrucción de este referente, la sociedad en su conjunto está perdiendo parte de su memoria y asistiendo a la transformación de esa zona sin haber participado en la discusión, sin haber podido manifestar que es lo que desea para este balneario tan valioso para todos los uruguayos”, agrega el comunicado.

Por otra parte la Sociedad de Arquitectos del Uruguay interpreta que el anuncio de juicio a Rey, tiene la clara intención de “desestimular a las personas que por fuera de cualquier interés pecuniario tengan como propósito el defender valores que serán muy caros para la memoria de las generaciones futuras”.

“Debe quedar en claro que el verdadero perjuicio que se produce en todo esto, es el de la sociedad en general, por la afrenta cultural que significa destruir un edificio ícono asociado durante décadas al modo de vida de Punta del Este para sustituirlo por algo parecido”, se señala.

Finalmente, se remarca que Uruguay es un Estado de Derecho, y que personas como William Rey se juegan por la causa común, “en defensa de valores propios de nuestra cultura, en temáticas sobre las que hoy se vacila, pero que sin duda estarán en la primera línea de la defensa cultural en las próximas décadas, como ya viene ocurriendo en otros países”.

(Foto: FADU)

e-max.it: your social media marketing partner