Este es el panorama de cada día en el refugio del Mides en Maldonado Nuevo mientras está cerrado.Este es el panorama de cada día en el refugio del Mides en Maldonado Nuevo mientras está cerrado.Los reclamos por el funcionamiento del refugio del Mides en el barrio Maldonado Nuevo se multiplican. Los vecinos no encuentran respuestas, como tampoco muchas personas que merodean permanentemente el establecimiento en busca de atención. Llamativamente, la cúpula del Mides encabezada por la ministra Marina Arismendi, que dos días atrás estuvo en Maldonado, no incluyó en su agenda una visita al colapsado refugio.

 

Desde hace meses la problemática generada en torno al refugio del Mides en el barrio Maldonado Nuevo se ha ido agudizando, porque a los reclamos de los vecinos, ahora también se sumó el de personas que procuran acceder al servicio y no lo logran por falta de capacidad.

El refugio del Mides en el barrio Maldonado Nuevo, literalmente está colapsado y las respuestas del organismo que lo creó no llegan, al extremo que dos días atrás una amplia recorrida realizada en el departamento por la cúpula de esa cartera, no incluyó una visita al mismo.

Desde hace varios meses, los vecinos del entorno se quejan porque la proliferación de personas en situación de calle se ha incrementado, al extremo que muchas, cuando el refugio cierra sus puertas en horas de la mañana, deciden acampar en los alrededores y no desplazarse hacia otras zonas.

Se han denunciado todo tipo de situaciones irregulares que se han ido agudizando, porque el refugio ha quedado chico y muchas personas se mantienen en los alrededores esperando “un cupo”; otros directamente acampan en la puerta o contra las paredes del establecimiento.

La Policía no puede hacer nada en tanto no se radiquen denuncias concretas sobre eventuales actos reñidos con la moral y la ley. Pero los vecinos dicen, por ejemplo, que muchas personas hacen sus necesidades donde pueden porque no tienen a donde ir hasta tanto el refugio no abra sus puertas.

¿Responsables?

Mauricio Guarinoni, director Nacional de Gestión Territorial del MIDES, dijo dos días atrás que lamentablemente con la intendencia de Maldonado no se han podido coordinar acciones como si ha ocurrido en el resto del país, lo que dificulta encontrar soluciones a ciertos problemas.

Pero la Intendencia de Maldonado, según el secretario general de la comuna, Diego Echeverría, no tiene absolutamente nada que ver con los problemas que se están denunciando, y que además, no tiene potestades para intervenir porque se trata de un servicio que creó y brinda el Mides.

Echeverría aclaró que la Intendencia aporta en comodato el local donde funciona el refugio, pero además víveres secos, el pan y distintas carnes. También comentó que ante los problemas de capacidad, ofreció hace dos años instalar un contenedor equipado para albergar a media docena de personas.

Esa ayuda, según el jerarca, no fue aceptada por el Mides, que tampoco ha respondido a ninguno de los 7 pedidos de entrevista que se han solicitado a lo largo de los últimos años. “Nosotros estamos dispuestos a ayudar, pero tienen que hacerse cargo del funcionamiento”, sostuvo.

Echeverría, ante el agravamiento de la situación y la falta de respuestas de las autoridades del Mides, dijo que esta misma jornada estaría solicitando una nueva entrevista con la ministra Marina Arismendi, en tanto se ofreció a reunirse con los vecinos para escuchar sus planteos.

(Fotos: Maldonado Noticias)

e-max.it: your social media marketing partner