banner encuesta 2019

La última incursión del sujeto en el interior de la parroquia de la ciudad de Aiguá, antes de ser detenido.La última incursión del sujeto en el interior de la parroquia de la ciudad de Aiguá, antes de ser detenido.Se trata de quien semanas atrás, recorrió varias calles de la ciudad cargando huesos humanos que luego arrojo en la propiedad del dueño de una empresa fúnebre. Posteriormente protagonizó otros episodios en la parroquia, donde había profanado la tumba de un sacerdote, hasta que la Justicia ordenó su detención y traslado compulsivo al hospital Vilardebó.

Alejandro Leiss Costa, de 29 años, es poseedor de varios antecedentes penales y recientemente había recuperado la libertad por última vez. A partir de allí, no dejó de provocar una serie de hechos que mantuvieron en vilo a la población de la ciudad y puntualmente a una familia.

Los problemas comenzaron el sábado 2 de febrero cuando sobre la hora 14.00 fue denunciado ante la Policía luego de haber arrojado un envoltorio con huesos humanos en la propiedad del dueño de una empresa fúnebre de la ciudad. Antes, se paseó por el centro de Aiguá cargando los restos y gritando.

Posteriormente, como lo adelantó MaldonadoNoticias en carácter de primicia, se confirmó que los huesos pertenecían a un sacerdote fallecido en 1999, cuyos restos descansaban en la parroquia San Antonio de Padua. El lugar fue profanado por el sujeto que tomó los huesos y los envolvió en un mantel del atrio de la parroquia.

Alejandro Leiss Costa, independientemente de contar con una serie de antecedentes penales, estaría padeciendo trastornos psiquiátricos y no fue detenido sino que quedó emplazado, compareciendo por primera vez en Fiscalía el 7 de febrero. En esa ocasión no se tomó ninguna medida.

Quedó emplazado para el jueves 14 de febrero, pero la noche anterior, según varios testigos, anduvo por varias zonas de la ciudad de Aiguá efectuando disparos al aire en la vía pública, lo que llevó a que muchas familias, literalmente no pudieran dormir esa noche ante el temor de un ataque.

Según informaron permanentemente vecinos de la ciudad a MaldonadoNoticias, Leiss Costa no fue detenido, y siguió protagonizando otra serie de hechos que generaron mucha preocupación. Ingresó varias veces a la parroquia y protagonizó acciones hasta ahora sin explicación.

En el último episodio, que incluso quedó registrado en un video filmado desde la calle, se lo ve prácticamente desnudo y bebiendo delante de una imagen, en el interior de la citada parroquia. Finalmente, este martes fue detenido y tuvo que comparecer ante la Justicia.

En las últimas horas, se dispuso la internación compulsiva de Alejandro Leiss Costa en el hospital psiquiátrico Vilardebó donde será sometido a una serie de estudios que confirmarán si es inimputable, o si puede ser sometido a la Justicia por la eventual autoría de algún tipo de delito.

Tiene varias

En los primeros días de julio del año pasado, Alejandro Leiss Costa, fue condenado a 7 meses de prisión por el Juez Penal de 1º Turno de San Carlos, como autor de un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa, cuando hacía solamente 9 días había dejado la cárcel de Las Rosas.

Este empedernido ladrón, el domingo 1° de julio fue detenido por efectivos policiales de la seccional 8ª de Aiguá, que fueron alertados mediante un llamado telefónico sobre la presencia de un sujeto que estaba forzando la puerta de una finca de calle Gral. de la Llana.

En el momento que arribaron los policías, quien luego fue identificado como Alejandro Leiss Costa, intentó darse a la fuga por los fondos de la casa, aunque minutos más tarde fue atrapado. Con una barra de hierro, había roto la puerta del fondo, aunque no pudo concretar el robo.

Pero el jueves 22 de febrero de ese mismo año, la Jueza Penal de 2° Turno de San Carlos, había condenado a 4 meses de prisión a este delincuente, imputándole la autoría de un delito de hurto especialmente agravado por la penetración domiciliaria, en grado de tentativa.

Una semana antes en horas de la tarde, efectivos policiales de la seccional 8ª de Aiguá concurrieron a una finca ubicada en calle Juan José Muñoz, casi Ruta 39, en la periferia de la ciudad, donde se había cometido un hurto. El autor había ingresado rompiendo el vidrio de una ventana.

La propietaria denunció el robo de $ 2.500. Pero antes de retirarse, los policías revisaron la vivienda, encontrándose con la sorpresa de que el ladrón estaba escondido en uno de los dormitorios. Aunque intentó darse a la fuga, Leiss Costa fue detenido en el acto.

A fines de septiembre del año 2017, la Justicia de San Carlos había enviado a la cárcel a este mismo individuo, imputado por la autoría de un delito de hurto, tras un robo de $ 3.000 perpetrado en una panadería carolina mediante descuido de los encargados.

e-max.it: your social media marketing partner