En este estado quedó la moto tras el violento embestimiento.En este estado quedó la moto tras el violento embestimiento.Remitieron a la cárcel al argentino de 29 años de edad, que con su moto atropelló y mató a una mujer de 40 años el lunes a la noche, cuando ésta cruzaba una cebra en pleno centro del balneario de Piriápolis. Le imputaron homicidio culposo.

Tras una extensa instancia judicial, que se prolongó hasta la madrugada de este jueves, el argentino de 29 años que el lunes a la noche protagonizó un siniestro de tránsito fatal en plena rambla de los Argentinos, fue enviado a la cárcel como autor de un homicidio culposo.

Como lo informara MaldonadoNoticias, el hecho se produjo sobre las 22.15 horas del lunes 26 de enero, en la rambla de los Argentinos de Piriápolis, cuando Ana Cecilia Araújo Cabrera (40) cruzaba una cebra acompañada por una hija de 11 años.

El motociclista, M.J.V., se desplazaba de Este a Oeste tripulando una moto Honda 250 c.c., cuando al llegar a la cebra ubicada en la esquina de la calle Armenia, embistió violentamente a la mujer provocándole graves lesiones a ella y más leves a su hija.

El cuenta kilómetros de la moto quedó marcando 90 kmts./hora, lo que hace pensar que se desplazaba a mayor velocidad. El piloto, sufrió erosiones en cara y brazos y se negó a que le practicaran la espirometría; todo hace pensar que estaba alcoholizado o drogado.

Al ser revisado para ser identificado, se encontró entre sus ropas una cantidad de marihuana que no fue precisada. Hasta el momento no se sabe el resultado de los análisis que se encargaron al Instituto Técnico Forense, para confirmar si conducía borracho o bajo los efectos de la droga.

La infortunada mujer fue trasladada en estado de coma a un nosocomio de la ciudad de Maldonado, donde a la hora 4.00 del día siguiente dejó de existir. Había sufrido politraumatismos graves, múltiples fracturas y el compromiso de varios órganos vitales.

Tras una larga instancia judicial, en la que comparecieron testigos del siniestro y familiares de la mujer fallecida, que se domiciliaba en Solymar, la jueza penal de 10° turno decidió enviar a la cárcel al argentino, por un delito de homicidio culposo.

La hija de la víctima, una niña de 11 años, sufrió varias lesiones pero de escasa entidad, de las que afortunadamente se ha ido recuperando, aunque padecerá el trauma de haber visto en las condiciones que quedó su madre tendida en la calle.

(Foto: Semanario La Prensa)

e-max.it: your social media marketing partner