Sandro Esteban Vera Acuña, tiene 19 antecedentes, cometió otro robo pero está libre porque el Juez de la causa entendió que la Fiscal pidió demasiada pena para el delito cometido, y el caso se eleva a un tribunal superior.Sandro Esteban Vera Acuña, tiene 19 antecedentes, cometió otro robo pero está libre porque el Juez de la causa entendió que la Fiscal pidió demasiada pena para el delito cometido, y el caso se eleva a un tribunal superior.Un sujeto de 40 años poseedor de 19 antecedentes penales, que la última vez fue condenado a 22 meses de cárcel y solo cumplió 13, cometió otro robo pero a pesar de haber asumido la autoría quedó en libertad por discrepancias entre la pena solicitada por la Fiscal y lo que pretendía el Juez de la causa.

 

El 10 de abril de 2018, Sandro Esteban Vera Acuña, por entonces con 39 años, fue condenado a 22 meses de prisión, por la autoría de tres delitos de hurto, dos de ellos agravados, y dos delitos de violación de domicilio en régimen de reiteración real entre sí, en grado de consumado.

Había iniciado la seguidilla de robos el 7 de febrero del año pasado en un club de Punta del Este, prosiguió el 4 de marzo con un hurto en una finca del barrio Pinares de Maldonado, y la culminó el 24 del mismo mes con otro robo en la zona de San Rafael; se movía indistintamente en varias zonas.

De los 22 meses de condena por aquellos hechos, Sandro Esteban Vera Acuña solo cumplió 13 ya que la Justicia le otorgó, sin mayores argumentos, la libertad anticipada. Este miércoles, personal de Investigaciones del Distrito 2 de la Policía volvió a atraparlo y a ponerlo a disposición Fiscal.

El delincuente era buscado porque había quedado nítidamente registrado en filmaciones de cámaras de video vigilancia mientras robaba una finca el martes 25 de junio. Admitido el delito y logrado un acuerdo entre la defensa y la Fiscal, fue llevado ante el Juez Penal Diego González Camejo.

En la audiencia, la Fiscal del caso solicitó una pena de 9 meses de prisión para Vera Acuña, como autor de los delitos de hurto y violación de domicilio. Pero sorpresivamente el magistrado entendió que la pena debía ser solo de 3 meses por el bajo monto de lo robado (unos $ 1.000).

A falta de acuerdo entre Fiscal y Juez, el caso no fue cerrado y los antecedentes se elevan a un tribunal superior para que tome una decisión. Mientras tanto, el Juez González Camejo dispuso que el delincuente recuperara la libertad sin perjuicio de actuaciones posteriores.

e-max.it: your social media marketing partner