Droga y efectos incautados durante el allanamiento del 22 de julio.Droga y efectos incautados durante el allanamiento del 22 de julio.Una operación antidrogas que se inició en el mes de julio en Maldonado, y por la cual hasta ahora había sido condenado un solo individuo, desembocó en la detención de otro joven de 25 años que ahora resultó imputado por asistencia a la actividad ilícita.

 

La jornada del martes, la Justicia condenó a una pena combinada de 14 meses, a M.D.F.O., de 25 años, imputado por un delito de asistencia a agente de actividad Ilícita. Está vinculado a la “Operación Betito” que desbarató una boca de venta de drogas en el barrio Rivera de Maldonado.

Sobre este joven recaía una orden de detención desde el martes 27 de octubre, luego que la investigación -que se inició con la intervención de tres personas y la condena posterior de un cuarto-, estableciera que tenía vinculación con una pequeña banda dedicada a la venta de drogas.

La pena para M.D.F.O. implica que durante 9 meses cumpla prisión efectiva, y posteriormente otros 5 de libertad a prueba, con presentación obligatoria una vez por semana en la dependencia policial más próxima a su casa y la prestación de trabajos comunitarios 2 horas, 2 veces por semana.

Tres y uno

La “Operación “Betito”, en procura de dar con individuos vinculados a la tenencia y venta de estupefacientes en bocas de la ciudad de Maldonado, desembocó el miércoles 22 de julio en el allanamiento de una finca de calle Piedras, en el barrio Rivera de la capital departamental.

Allí fueron detenidas tres personas, y se incautaron 107 dosis de cocaína y un pequeño envoltorio con la misma droga, $ 3.333, 3 teléfonos celulares y un cuchillo, entre otros efectos. Las actuaciones fueron derivadas a la Brigada Departamental Antidrogas, que llevó a los detenidos ante la Justicia.

Al tiempo que los tres intervenidos recuperaron la libertad, se libró orden de detención para Franco Ezequiel Ferrer Rodríguez, de 23 años, quien tras ser detenido fue condenado a 2 años y medio de prisión efectiva, como autor de un delito de negociación de sustancias estupefacientes.

Va sumando

Franco Ezequiel, a pesar de su juventud ya cuenta con tres antecedentes penales aunque el de julio fue el primero por delitos vinculados a las drogas. El 15 de enero de 2019 había sido remitido a la cárcel por última vez vinculado con el robo de una moto en avenida De los Gauchos y calle Manuel Oribe.

El Juez Penal de 4º Turno, lo condenó a 13 meses y medio de cárcel por un delito de receptación, en reiteración real, con un delito de hurto agravado. La moto, una Baccio Px 110c.c., había sido robada el 22 de diciembre de 2018 en el límite de los barrios Odizzio y Santa Teresita de la ciudad de Maldonado.

El aporte de testigos, así como el análisis de registros de cámaras de seguridad pública de la zona, permitieron identificar al autor, un joven delincuente que poco más de un año atrás había sido enviado a la cárcel por primera vez, tras cometer un arrebato en la rambla de Punta del Este.

Posteriormente, en horas de la mañana del 14 de enero, fue robada otra moto de la misma marca en el barrio San Fernando, la que fue detectada más tarde por personal policial que patrullaba calle Batalla del Cerrito, ocupada por un sujeto que era acompañado por otro en un segundo bi rodado.

El piloto de la moto robada en barrio San Francisco, al percatarse de la presencia policial emprendió la huida hasta que fue intervenido. Se trataba de Ferrer Rodríguez quien inmediatamente fue trasladado a dependencias policiales y finalmente quedó a disposición Fiscal.

Anteriormente, el 8 de enero de 2018, el Juez Penal de 11° Turno de Maldonado lo había condenado a 8 meses de prisión como autor penalmente responsable de un delito de hurto especialmente agravado (arrebato), por la exposición al público, por la necesidad y/o la costumbre.

El joven delincuente fue atrapado días después de haber perpetrado el arrebato en la rambla de Punta del Este, tripulando una moto marca Honda 110c.c. que había sido robada el 28 de diciembre del año anterior en calles Cuba y Honduras, en el barrio La Loma de la ciudad de Maldonado.

Franco Ezequiel Ferrer, fue reconocido por los visualizadores de las cámaras del Centro de Comando Unificado, cuando a bordo del bi rodado al pasar le arrebató la gorra a un ciclista en rambla Claudio Williman, huyendo del lugar junto a otro individuo que viajaba en otra moto.

Posteriormente, nuevamente los visualizadores lograron detectar la presencia de la misma moto en el predio ferial de avenidas Aiguá y De los Gauchos, ocupada por dos hombres. Un móvil policial que concurrió al lugar intervino al delincuente y a quien lo acompañaba.

e-max.it: your social media marketing partner