Eduardo Emir Rollano Flores, fue atrapado por la Policía poco después de cometer un hurto, como hace poco más de cuatro meses. Eduardo Emir Rollano Flores, fue atrapado por la Policía poco después de cometer un hurto, como hace poco más de cuatro meses. Fue imputado por tentativa de hurto, delito por el que hace poco más de cuatro meses ya había sido enviado a prisión. También fue encarcelado un delincuente que en pocas horas cometió un robo y una tentativa en dos fincas del balneario Playa Verde, al Oeste de Piriápolis.

 

En horas de la tarde del miércoles último, una dotación del GRT de la Policía se desplazó hacia una cancha de fútbol cinco ubicada sobre avenida Lussich, en Maldonado, donde se estaba cometiendo un hurto en la cantina.

Cuando los efectivos llegaban al lugar observaron a un hombre que salía corriendo al tiempo de arrojar una serie de efectos que llevaba consigo. Tras una breve persecución fue detenido quien resultó ser Eduardo Emir Rollano Flores.

El sujeto de 30 años y poseedor de varios antecedentes penales, había hurtado una olla, un cuchillo y una válvula de gas que se encontraban en la cantina, según reconoció el responsable del lugar y denunciante.

Detenido, Rollano Flores fue trasladado a dependencias policiales hasta que compareció ante la Justicia, donde terminó condenado a 3 meses de prisión efectiva, como responsable de un delito de hurto en grado de tentativa.

Su último antecedente data de agosto de 2020. El miércoles 19, la Policía recibió una llamada a través del 911 dando cuenta que se estaba produciendo un hurto en un galpón ubicado en avenida Wilson Ferreira Aldunate y calle Cervantes, en el barrio Artigas de la ciudad de Maldonado.

Hacia el lugar fue un móvil de la URPM del Distrito 2, cuyo personal avistó al momento de arribar, a un individuo que salía del predio indicado en el llamado, cargando una caja de azulejos y una soga, por lo que procedieron a detenerlo; en el galpón había daños en una ventana.

Rollano Flores compareció ante la Justicia siendo condenado a 4 meses de prisión, también por hurto en grado de tentativa. Antes, había sido imputado el 2 de noviembre de 2019 por otro hurto; esa vez provocó daños y robó en un almacén de calle Marco de los Reyes, del que se llevó $ 1.300.

En Playa VerdeMarcelo Gabriel Fernández Villar, robó en una casa de Playa Verde y a las pocas cuadras quiso hacer lo mismo pero lo sorprendió la Policía.Marcelo Gabriel Fernández Villar, robó en una casa de Playa Verde y a las pocas cuadras quiso hacer lo mismo pero lo sorprendió la Policía.

A todo esto, quien fue identificado como Marcelo Gabriel Fernández Villar, de 43 años y poseedor de otros dos antecedentes penales, fue condenado a 4 meses de prisión, como autor responsable de dos delitos de violación de domicilio agravados, en reiteración real.

El lunes 28 de diciembre, este sujeto fue intervenido por efectivos policiales de la seccional 11ª de Piriápolis, poco después de intentar ingresar a una casa de calle José Yemi, en el balneario Playa Verde; ya había roto un mosquitero pero al ver a los efectivos se dio a la fuga.

Un intenso rastrillaje en la zona permitió poco más tarde detener a Fernández Villar, quien fue trasladado a dependencias de Investigaciones del Distrito 1, donde se pudo establecer durante la indagatoria, que no era ajeno a un robo ocurrido a pocas cuadras del anterior.

En un predio de calle Las Acacias, mediante descuido este individuo había cometido un hurto por el que también fue imputado. Marcelo Gabriel Fernández, contaba con antecedentes del año 2015 por almacenamiento y posesión de drogas, y por receptación.

e-max.it: your social media marketing partner