Imagen ReferencialImagen ReferencialEl hurto ocurrió el 15 de febrero en una finca de calle Basilio Araújo; días atrás fue condenado un individuo como autor del hecho, en tanto ahora, una mujer de 28 y un joven de 22 fueron condenados por el delito de receptación.

 

La Jueza Penal de 1° Turno de San Carlos, condenó a una mujer de iniciales K.S.S.M., de 28 años, a 6 meses de libertad a prueba como autora de un delito de receptación, por su vinculación con un importante robo cometido en una finca de calle Basilio Araújo, la noche del 15 de febrero.

Por el mismo caso, Víctor Hugo Díaz Mendoza, de 22 años, como medida cautelar debe guardar arresto domiciliario total por 60 días. Ambos fueron investigados tras la remisión a la cárcel de R.R.R.V., de 32 años, imputado por la autoría de un delito de hurto especialmente agravado.

Este hombre estará 6 meses tras las rejas y otros 6 en régimen de libertad a prueba. Resultó ser el autor del voluminoso robo perpetrado en una finca de la citada arteria de San Carlos, a la que ingresó tras arrancar la reja de la puerta que da a los fondos.

Según lo denunciado, se había llevado un calefón, muebles, un televisor, una cocina, un piano modelo P31, una motosierra, un freezer, microondas, sillas, un equipo de audio, vasos, copas, platos, ropas, tablets, y herramientas además de otros electrodomésticos.

La investigación a cargo de personal de la Zona Operacional 3, desembocó en R.R.R.V., quien fue detenido el martes 2 de marzo a la altura de avenidas José Enrique Rodó y esquina Dr. Andrés Ceberio, en el límite de los barrios La Cuchilla y Martín Vidal, en la propia ciudad de San Carlos.

Uno tras otro

Víctor Hugo Díaz Mendoza, estaba cumpliendo una pena desde el 4 de febrero, cuando resultara formalizado por la presunta comisión de un delito de violencia domestica agravada, con dos delitos de lesiones personales. Durante 90 días está con arresto domiciliario y porta tobillera electrónica.

El martes 2 de febrero, una joven mujer acudió a la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género (UEVDG) de la ciudad de San Carlos, para denunciar a Díaz Mendoza por agresiones físicas; ya había sido denunciado en noviembre del año pasado por lo mismo.

La joven y su hija pasaron a residir en la casa de un familiar. Enterada la Fiscalía de los últimos acontecimientos, dispuso la requisitoria de Víctor Hugo Díaz Mendoza, quien resultó detenido en el balneario rochense La Esmeralda, desde donde lo trasladaron hacia la sede penal carolina.

Víctor Hugo Díaz, había pasado por el mismo Juzgado el 13 de septiembre de 2018, luego que la Policía lo detuviera provocando daños en cámaras públicas de video vigilancia en la ciudad de San Carlos. Resultó detenido junto a otro individuo que luego recuperó la libertad.

Aquella vez, este joven fue condenado a 3 meses de libertad vigilada como autor de un delito de daño agravado. Con su amigo, fue visto a botellazo limpio contra los equipos en pleno centro de la ciudad, en calles Leonardo Olivera y Treinta y Tres, frente a la plaza Artigas de la ciudad.

EN BALNEARIO BUENOS AIRES

La misma Jueza Penal de San Carlos, formalizó en los últimos días a Martín Sebastián Barrios Suna, de 38 años, así como a M.A.O.R., de 30 años, y F.Y.S.F., de 36, por la presunta autoría de un delito de hurto especialmente agravado, los tres en calidad de coautores.

Barios Suna, que posee otros antecedentes, así como los otros dos hombres, deberán presentarse una vez por semana ante la seccional policial más próxima, y no podrán cambiar de domicilio ni retirarse de los mismos sin previo aviso a las autoridades.

En horas de la tarde del jueves 4 de marzo, la Policía fue avisada sobre un hurto cometido en una casa de calle El Fogón, en balneario Buenos Aires. La información complementaba que los presuntos autores se desplazaban en un automóvil Chery QQ, por lo que se instaló un control de ruta.

En el puesto instalado antes de los puentes de La Barra, se logró la intervención del coche y la detención de los 3 hombres. La banda había roto la persiana de una ventana de la casa, y se había llevado una botella de bebida, un par de lentes, pendrives y perfumes, entre otros efectos.

e-max.it: your social media marketing partner