San Martín Varela y Cabrera Benítez, en primera instancia lograron escapar, pero al día siguiente terminaron atrapados.San Martín Varela y Cabrera Benítez, en primera instancia lograron escapar, pero al día siguiente terminaron atrapados.El operativo policial se desató luego de denuncias recibidas sobre el funcionamiento de una “boca” en calle Francisco Moreno. Dos delincuentes lograron escapar tras el primer procedimiento, aunque cayeron en dos allanamientos posteriores.

 

Dos sujetos poseedores de antecedentes por rapiña fueron intervenidos por la Policía y luego imputados por la Justicia por su vinculación con una boca de venta de drogas denunciada días atrás, localizada en calle Francisco Moreno, en el barrio Maldonado Nuevo de la capital departamental.

Realizada la investigación correspondiente, el martes 11 se realizó una inspección en el lugar señalado, donde se incautaron 5 dosis de cocaína y otros 69 gramos de la misma droga, 15 gramos de marihuana, 10 cuchillos de diferentes tamaños, 3 balanzas de precisión, 3 teléfonos celulares y $ 18.137.

En el momento que la Policía realizaba la inspección, por los fondos de la propiedad huyeron dos individuos que, a pesar de ser intensamente buscados, lograron escabullirse, aunque posteriormente se pudo conocer su identidad y su detención fue cuestión de tiempo.

El miércoles 12 se concretaron dos allanamientos, uno en la misma casa del procedimiento anterior donde fue detenido Gian Walmir San Martín Varela, de 25 años, y el otro en una propiedad de calle Chaume de Tal, donde se detuvo a Julio Albérico Cabrera Benítez, de 31 años.

Llevados ante el Juez Penal de 4° Turno, Cabrera Benítez fue formalizado como presunto autor de un delito de asistencia a los agentes en las actividades delictivas, disponiéndose como medida cautelar su prisión preventiva por el plazo de 30 días, en tanto se avanza en la investigación.

En tanto San Martín Varela, ya fue condenado como autor de un delito de negociación de sustancias estupefacientes, a la pena de 2 años y 4 meses de prisión efectiva, ya que era el responsable de la boca que funcionaba en la casa de calle Francisco Moreno.

Gian Walmir San Martín Varela, contaba con un antecedentes del año 2016, cuando el 30 de enero fue procesado con prisión como presunto autor de dos delitos de rapiña, en grado de tentativa, y un delito de hurto en régimen de reiteración real.

En el caso de Julio Albérico Cabrera Benítez, el 21 de noviembre de 2014 había sido procesado con prisión por un delito de lesiones graves, pero el 22 de mayo de 2017, terminó en la cárcel por un delito de rapiña agravada, en grado de tentativa, que tuvo como víctima a un sexagenario.

El violento episodio ocurrió en horas de la madrugada de aquella misma jornada en una finca de calle Justicia, en Maldonado Nuevo, a la que llegaron Cabrera Benítez y otro delincuente, quienes violentaron la puerta principal a patadas, y amenazaron de muerte a su único ocupante, un hombre de 61 años.

La víctima narró posteriormente a la Policía, que sobre la hora 2.00 se encontraba durmiendo cuando de pronto sintió fuertes golpes en la puerta de su casa y en segundos tuvo a dos individuos ante sí, uno de los cuales empuñaba un cuchillo y lo amenazaba de muerte.

El sexagenario opuso resistencia trabándose en lucha con el portador del arma blanca, circunstancia en la que sufrió una herida en una mano, mientras el otro sujeto revolvía todo dentro de la finca hasta lograr hacerse de dinero y otros efectos antes de darse a la fuga del lugar.

Pero en ese momento, una patrulla policial avistó a dos sujetos que salieron corriendo de un pasillo, uno de los cuales logró escapar por encima de los techos de distintas fincas, en tanto Julio Albérico Cabrera Benítez fue detenido; llevaba consigo una bolsa con ropa, calzado, un teléfono celular y un cuchillo.

e-max.it: your social media marketing partner