Juan Ignacio López Píriz, "El Carancho", una vez más en la cárcel aunque en forma preventiva.Juan Ignacio López Píriz, "El Carancho", una vez más en la cárcel aunque en forma preventiva.Se trata de un hombre de 43 que arrastra una importante cantidad de antecedentes de todo tipo, apodado “El Carancho”, en cuya casa la Policía incautó marihuana, una planta de cannabis y objetos varios que se utilizan para la preparación de la droga. Mientras se completa la investigación, está en prisión preventiva por 120 días.

 

Juan Ignacio López Píriz, de 43 años y apodado “El Carancho”, es uno de los delincuentes más conocidos de Maldonado ya que desde que cumplió la mayoría de edad ha sido protagonista de todo tipo de delitos. Su último antecedente data del 12 de abril del año 2019.

En el marco de una investigación a cargo de efectivos de Zona 4, el jueves 15 de julio fue allanada una casa ubicada en calle Gregorio Sanabria, en Maldonado, donde fue detenido “El Carancho” y se incautaron 600 gramos de marihuana, una planta de cannabis y distintos objetos.

Llevado ante el Juez Penal de 4° Turno, Juan Ignacio López Píriz fue formalizado como presunto autor de un delito de producción de sustancia estupefacientes, disponiéndose, en tanto se completa la investigación policial, su prisión preventiva por el término de 120 días.

Solo algunos

La última condena que recayó sobre este individuo -que apenas cumplió la mayoría de edad empezó a sumar antecedentes penales-, data del 12 de abril del año 2019, cuando la Justicia le imputó un delito de hurto especialmente agravado, en reiteración real, con un delito de violación de domicilio.

Anteriormente, el viernes 1° de septiembre de 2017, en el entorno de la hora 8.00 “El Carancho” fue detenido cuando procuraba escapar de una casa que había robado en calle Román Guerra, entre Antonio Támaro y Julio Grossi, cerca de la plazoleta que recuerda al presbítero Juan Manresa.

Fue el propio dueño de casa ayudado por vecinos quien lo detuvo, tras sorprenderlo saliendo de la propiedad. En el interior había provocado un gran desorden. Cuando la Policía se hizo cargo de él y lo revisó, llevaba consigo ropas varias, anillos, dijes y un monedero.

A fines de enero de 2016, había marchado a la cárcel como responsable de dos delitos cometidos en Maldonado y La Barra; junto a una joven de 18 años que en aquel momento carecía de antecedentes, fue sorprendido saliendo de una finca de calles Alborada y Serenidad.

López Píriz y la chica se llevaban una costosa campera de cuero, e intentaron escaparse en la moto en la que se desplazaban, pero al no poder llegar a ella huyeron a pie. Varias unidades policiales que iniciaron un rápido operativo de búsqueda, poco después interceptaron a “El Carancho”.

Durante la indagatoria a la que fue sometido en dependencias de Investigaciones de la Zona 2, admitió el robo cometido junto a la chica que posteriormente fue ubicada y detenida. Al final, la pareja admitió no solamente el hurto de la campera, sino el de la moto que dejaron abandonada.

El Juez de Feria en lo Penal de 10° Turno de Maldonado, envió a la cárcel de Las Rosas a Juan Ignacio López Píriz, y procesó sin prisión a la chica (le impuso arresto domiciliario nocturno durante 90 días), por la comisión de dos delitos de hurto agravados en calidad de autores.

El año anterior, concretamente el viernes 13 de marzo de 2015, en horas de la noche este delincuente sorprendió y atacó a golpes en el rostro a una señora que se subía a su vehículo en la intersección de la avenida República Argentina y Francia, en Punta del Este.

López Píriz le sustrajo la cartera y huyó a bordo de una moto que era conducida por otro individuo. Poco después, sobre la hora 21.00 del mismo día, atacaron de nuevo pero en la esquina de calles Ituzaingó y Solís, en el centro de la ciudad de Maldonado, donde la víctima fue otra mujer.

La mujer caminaba con sus compañeras de trabajo cuando sorpresivamente un desconocido le manoteó la cartera en forma violenta, al extremo que provocó su caída en el pavimento, durante la que experimento una serie de erosiones en el rostro, en un codo y en ambas rodillas.

El dúo de arrebatadores fue ubicado por la Policía en proximidades del conocido como “puente Bergalli”, y aunque abandonaron la moto y huyeron a pie, “El Carancho” como otras veces terminó detenido por una dotación de la entonces Radio Patrulla y un efectivo de la comisaría 6ª.

Sometido a la Justicia, la titular de la sede Penal de 4° Turno lo procesó con prisión por la presunta comisión de dos delitos de hurto especialmente agravados. Antes de estos hechos, este hombre ya arrastraba diversos antecedentes penales por la autoría de diferentes delitos.

e-max.it: your social media marketing partner