Policías de la seccional 6a aclaró una de las dos rapiñas ocurridas entre lunes y martes en su jurisdicción.Policías de la seccional 6a aclaró una de las dos rapiñas ocurridas entre lunes y martes en su jurisdicción.Fue aclarada la rapiña cometida el pasado lunes 27 en horas de la noche, en un kiosco de Camino de los Gauchos y calle Rocha. El autor pidió prestado un revólver, con intenciones de adquirirlo, y apenas lo tuvo dio el golpe.

La rapiña ocurrió el lunes 27 sobre las 21.30 horas, en perjuicio de un kiosco de Camino de los Gauchos y calle Rocha, donde Jhonatan Milson García Varela, cubriendo su cabeza con un casco integral y bajo amenazas con un revólver, logró hacerse de $ 4.000.

El atracador, que habría sido esperado por un compinche a bordo de una moto, amenazó al kiosquero colocándole el revólver en la cabeza. El comerciante pudo verle una mancha en la cara, además de una pulsera en una de sus muñecas.

Jhonatan Milson García, fue detenido el martes durante un allanamiento llevado adelante por efectivos de la seccional 6ª, que poco antes habían detenido a otro individuo que era el dueño de un revolver calibre 32, con numeración y marca limadas.

Este hombre, dijo que el arma la había cambiado recientemente por una moto porque necesitaba dinero, pero negó ser el autor de la rapiña. Insistió que se la había prestado a García, quien la había llevado para probarla con intenciones de comprarlo.

En la casa del rapiñero, se encontró el revólver que luego se confirmó era un Colt, niquelado, calibre 32 largo; además, una sevillana, prendas de vestir, una mochila, un gorro y una bufanda. Varios de los efectos coincidían con los que portaba el delincuente.

Aunque en los primeros interrogatorios Jhonatan Milson García Varela negó ser el autor del atraco, en la jornada de este jueves fue procesado con prisión por la jueza penal de 10° turno de Maldonado, como autor de un delito de rapiña agravada.

Pendiente

Aún no fue aclarada otra rapiña, ocurrida sobre las 7.40 del martes en el comercio “La Panadería”, sito en Simón del Pino y Eugenio Ruiz Zorrilla, al que ingresó un solitario individuo encapuchado y amenazó a las empleadas, logrando hacerse de $ 2.000 en billetes de $ 50 y $ 200.

En este caso, el solitario atracador no exhibió arma alguna, pero con una de sus manos en un bolsillo, dijo que si no le entregaban el dinero “las quemo”. Se analizaron filmaciones para establecer si se trataba del atracador del kiosco, pero no se pudo confirmar.

e-max.it: your social media marketing partner