Zona de la Parada 46 de Playa Mansa, elegida por el dúo de ladrones para ingresar a casas actualmente sin moradores.Zona de la Parada 46 de Playa Mansa, elegida por el dúo de ladrones para ingresar a casas actualmente sin moradores.Un joven de 18 años, que no poseía antecedentes penales, fue enviado a la cárcel como autor de cuatro robos a residencias de la costa de Maldonado, y de una moto en Punta del Este. Ahora la Policía busca a su compañero de andanzas que se dio a la fuga.

El pasado domingo, la Policía fue advertida a través del teléfono de emergencias 911, que dos desconocidos habían ingresado al predio de una residencia de la Parada 46 de Playa Mansa, hasta donde concurrió rápidamente una unidad de la sub comisaría de Solanas.

Durante la recorrida por el lugar, fueron vistos dos sospechosos que ante la presencia policial se separaron dándose a la fuga, aunque poco después, un funcionario de la seccional 6ª de Maldonado Nuevo, vio a uno de ellos en la zona de Laguna del Diario.

El Policía intervino, lo identificó y lo detuvo hasta que llegaron refuerzos, ya que la descripción aportada vía radial hacía pensar que se trataba de uno de los individuos que había ingresado al predio de la residencia de Parada 46. Era un joven de 18 años de edad.

A sus espaldas llevaba una mochila que en su interior tenía prismáticos y sus documentos personales, que permitieron establecer que se trataba de E.E.D.G. Reconoció que junto a un conocido había entrado a la casa mencionada, pero que al ser vistos por un vecino huyeron.

En la casa, en tanto, otros efectivos policiales comprobaron que habían forzado la cerradura de una puerta corrediza. En el interior había un gran desorden y una cantidad de efectos adecuadamente acondicionados para ser retiraros.

En forma casi paralela, se radicaron otras dos denuncias por daños en fincas de la misma zona, cuyos propietarios fueron alertados por personal de una empresa de seguridad. En los dos casos se habían activado los sistemas de alarma, por lo cual quedó claro que intentaron robarlas.

Una de las fincas se encontraba abierta y en el interior había un gran desorden. La empleada doméstica, reconoció los prismáticos que le encontraron a E.E.G.D., como propiedad de sus patrones, por lo que quedaba claro que el dúo realizó un verdadero raid delictivo.

El detenido fue puesto a disposición judicial, aunque no pudo ser identificado o ubicado su compinche. El juez penal de 2° turno, lo envió a la cárcel, como autor de cinco delitos de hurto, cuatro de ellos agravados por la penetración domiciliaria y tres en grado de tentativa.

Otro de los robos se lo imputó especialmente agravado, por haberse cometido sobre cosa expuesta al público. Se trató del hurto de una moto, ocurrido el 27 de octubre en Punta del Este, la que fue encontrada abandonada en una de las casas robadas por el dúo.

(Foto: MaldonadoNoticias)

e-max.it: your social media marketing partner