Rodrigo (26), el 9 de junio de 2010 saliendo de dependencias de Investigaciones en la ciudad de Maldonado.Rodrigo (26), el 9 de junio de 2010 saliendo de dependencias de Investigaciones en la ciudad de Maldonado.Miguel Berges, padre de Rodrigo, quien el 27 de octubre salió de la cárcel, donde purgaba pena imputado como responsable del homicidio de Natalia Martínez Bengoa (19), realizó graves acusaciones durante una entrevista concedida al diario El País.

Berges, reitera que su hijo es inocente y que fue un chivo expiatorio en este caso que parece no cerrarse nunca. Acusa a la Policía de Maldonado de haberlo torturado durante su detención; que el juez que lo procesó hizo carrera con su hijo; y que el verdadero asesino vive en Pan de Azúcar.

Se estima que ante tan graves acusaciones la justicia podría actuar de oficio y citar a Mario Berges, en virtud de que siembra una gran cantidad de dudas pero no aporta nombres, generando una serie de interrogantes en torno al caso ocurrido hace 7 años y 9 meses.

También coloca en el escenario de víctima a toda su familia -que ha pasado años muy difíciles ante un hecho inesperado y doloroso-, pero omite aludir a otra familia destrozada y a una joven de solo 19 años a la que le truncaron vilmente su vida.

Intrigas

"No hubo nunca una prueba que inculpara fehacientemente a mi hijo. Se hicieron tres exámenes de ADN y ninguno coincidió", dijo Berges a El País. “No emerge fehacientemente que la causa de la muerte sea homicidio, sino que solo existen presunciones".

El caso Natalia “le sirvió al juez Ohanián, para lograr un traspaso de Maldonado a Montevideo", fue la primer acusación contundente del padre de Rodrigo durante le entrevista concedida. Ohanián, fue quien procesó al joven el 9 de junio de 2010.

“Hubo un intento de sacar la verdad a la superficie pero nos dijeron que nos teníamos que quedar callados la boca, porque hay mucha mafia atrás de este tema", lo que según Berges se lo confirmó "una alta fuente policial", que además, le advirtió "que la cosa podía terminar muy mal", para la familia.

Como en otros casos, Berges apela al temerario argumento de las “mafias” como justificativo para mantener en silencio, lo que insiste es la inocencia absoluta de su hijo en este caso, y no hacer nada durante 4 años ante ningún organismo.

Dijo que fue el mismo Rodrigo quien lo llamó el 7 de junio del 2010, diciéndole que lo estaban torturando (en Maldonado) para que confesara el crimen. "Ahí ya era tarde", dijo Berges. ¿Porqué era tarde para denunciar apremios si aún no estaba procesado?.

"Pasamos muy mal, más allá que siempre le dimos el mayor de los apoyos, pero ésta familia se vino abajo", señaló; pero en ningún momento de la entrevista menciona a la familia Martínez Bengoa, que perdió a Natalia con solo 19 años y luego al propio Martínez que se suicidó.

"Nosotros sabemos quien es el asesino de Natalia Martínez, pero no se puede nombrar. Solo les puedo decir que es de Pan de Azúcar", concluyó. ¿Porqué no se puede nombrar si sabe quien fue el asesino de Natalia?. Pone en tela de juicio a toda la comunidad de Pan de Azúcar.

Hay otros elementos que la familia del homicida debería aclarar. Su padre reconoce que Rodrigo el fin de semana de la desaparición y muerte de Natalia viajó a Punta del Este. En marzo de 2011, el abogado Jorge Barrera aseguró que no había nada que hiciera pensar que estuvo en la zona.

Pero más interrogantes genera el hallazgo del cadáver de Natalia Martínez. ¿Quién señaló y llevó a la Policía y a la justicia hasta el lugar, sino alguien que participó directamente en el hecho?. El cuerpo fue encontrado el sábado 10 de febrero de 2007.

e-max.it: your social media marketing partner