Imagen referencialImagen referencialEn una exposición escrita presentada este miércoles en la Cámara de Representantes, el diputado nacionalista por Maldonado Rodrigo Blás, solicitó elevar un pedido a los ministerios de Industria, Energía y Minería, y Ambiente, así como a la Dirección Nacional de Minería y Geología (Dinamige) para que se de por caducado, y no se otorgue nuevo permiso de explotación de una cantera de piedra en la zona de Pueblo Edén.

 

El diputado Rodrigo Blás, fundamenta el pedido para que no se otorgue un nuevo permiso para la explotación de una cantera de piedra, por la necesidad de preservar la zona como punto de residencia y turístico de gran crecimiento y auge, además de preservar el entorno paisajístico.

Durante la exposición de su pedido, el legislador nacionalista solicitó “la mayor atención” respecto a la posible habilitación para la cantera que ocupa varios padrones de la 4ª sección de Maldonado, en proximidades de pueblo Edén, en un área de 56 hectáreas.

Recordó que por resolución 659/2019 del 6 de mayo de 2019, se concedió Autorización Ambiental Previa y Autorización Ambiental de Operación a Sadaril S.A., pero que respecto a esa autorización deben considerarse algunos elementos que catalogó como fundamentales.

En primer lugar, que pasados 2 años no se iniciaron las obras por lo que dicha autorización se encuentra vencida, no pudiendo ser utilizada para gestión, obra o tramite alguno, y debiendo Sadaril S.A. iniciar nuevos procedimientos de autorización ambiental, según lo establece el numeral 2° de la resolución.

En segundo término, debe considerarse que en la autorización de 2019, se obvió el requisito de la publicación en el medio de la localidad más cercana que exige el artículo 15 inc. 2 del Decreto 349/005, pero, además, se omitió que la zona donde se ubica la posible cantera es de protección paisajística.

Además, Blás sostuvo que la zona de “El Edén” en los últimos años ha tenido un armónico desarrollo turístico y de residencia natural con la instalación de hoteles de campo, posadas, bodegas y múltiples caseríos de residencia permanente que son incompatibles con el volumen proyectado de desarrollo de una actividad industrial.

De igual forma, la posibilidad de que se usen explosivos para la remoción de materiales y operación de la cantera, “pone el peligro la integridad no solo del entorno sino también de las personas que habitan el lugar”, con los consabidos perjuicios que eso aparejaría.

“Nuestro país ha seguido y tiene un absoluto compromiso nacional e internacional hacia la consagración de distintos mecanismos de participación ciudadana y acceso a la información en cuando a cuestiones ambientales, a cuestiones que hacen al compromiso y responsabilidad que hacen a la protección del medio ambiente”, dijo.

Rodrigo Blás reafirmó que “la protección del medio ambiente, es un derecho constitucional, expresamente regulado en el Artículo 47 de la Constitución y que de esta norma se desprende que se trata de un asunto de interés general y nacional, así como también lo es la prevención de todo impacto ambiental”, señaló.

Por estas razones, pidió que los organismos receptores del planteo “tengan en cuenta los extremos invocados dando por vencida la autorización otorgada en 2019, debiendo Sadaril S.A. iniciar un nuevo trámite en el cual se deberán tener en cuenta los extremos que fueron obviados por la pasada administración”.

e-max.it: your social media marketing partner