banner encuesta 2019

La declaración firmada en Montevideo por los ministros de Salud Pública de 12 países, precisa las medidas a tomar para la prevención de las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, que incluyen campañas de educación para el control del vector, capacidades y apoyo recíproco para el diagnóstico epidemiológico, clínico y laboratorial.

El titular del MSP de Uruguay, Jorge Basso, dijo que la declaración firmada este miércoles en Montevideo, en el marco de la II Reunión Extraordinaria de Ministros y Ministras del Mercosur y Estados Asociados, es una respuesta urgente y coordinada ante la emergencia declarada por la OMS.

Basso recordó que el conjunto de enfermedades vinculadas al mismo vector, el mosquito Aedes aegypti, no tiene ni vacunas ni tratamientos. Por este motivo, los ministros consideraron necesario priorizar la prevención y el control del mosquito en los países del Mercosur y demás países de la región.

Asimismo, ratificaron la preocupación en un documento elaborado en base a la información remitida por los ministerios de Salud, que se sumó a la estimación realizada por la Organización Panamericana de la Salud, sobre los cuatro millones de casos de zika que se estima habrá a fines de 2016 en América.

En el documento, también consideraron como necesario el desarrollo de un proceso sostenido de investigación interdisciplinaria, de modo de profundizar en nuevas tecnologías para el diagnóstico, prevención y tratamiento de la infección por dengue, chikungunya y zika, así como el control vectorial.

Los ministros se comprometieron a readecuar las estrategias de gestión integrada contra el dengue y otras enfermedades transmitidas por el vector, como medida principal para enfrentar la epidemia regional, y fortalecerán el rol de la autoridad sanitaria para coordinar respuestas integradas.

En ese sentido, serán diseñadas y lanzadas las campañas de educación para el control del mosquito, se informará sobre prevención de las enfermedades en las terminales de pasajeros, tanto puertos como aeropuertos o pasos de frontera, y se generarán capacidades y apoyo recíproco.

Asimismo se considerará la compra conjunta de medicamentos de alto costo como para el tratamiento del síndrome de Guillain-Barré. También, se fomentará la investigación y el diseño de protocolos para el tratamiento de las enfermedades trasmitidas por el vector y sus consecuencias.

Por otra parte, se actualizará al personal de salud en prevención y tratamiento, se fortalecerá la atención primaria con servicios de atención integral en neonatos y durante la primera infancia, con énfasis en la estimulación precoz de los niños con microcefalia.

Se promoverá la cooperación horizontal sur-sur entre los países de la región en estrecha articulación con la OPS/OMS y se creará un Grupo Ad Hoc de seguimiento de la emergencia que dependerá de la Reunión de Ministros de Salud (RMS) para estudiar, monitorear y establecer las recomendaciones que correspondan.

Este grupo estará coordinado por la presidencia pro tempore en ejercicio y rendirá su primer informe en la próxima reunión ordinaria de Ministros de Salud del Mercosur (Mercado Común del Sur), conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

El ministro Jorge Basso, dijo que la reunión concretada este miércoles en Montevideo, se realizó a solicitud de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, por la preocupación particular tras el creciente número de casos notificados de dengue, chikungunya y zika en los países de la región.

e-max.it: your social media marketing partner