Parte de los efectos incautados durante el operativo.Parte de los efectos incautados durante el operativo.Un inusual procedimiento policial se realizó en Piriápolis, en forma combinada entre efectivos de las seccionales 11ª de aquel balneario, y 10ª de Punta del Este. Fueron atrapados 3 integrantes de una banda de ladrones argentinos que había perpetrado varios robos en la península y Piriápolis.

Un delincuente argentino fue detenido días atrás en la frontera cuando intentaba ingresar a Uruguay, en tanto otros tres integrantes de la banda, cayeron en manos de la Policía durante un importante operativo realizado en las calles de Piriápolis.

La Policía de Punta del Este seguía los pasos de al menos un delincuente argentino, ya que durante los peritajes tras un importante robo perpetrado en una residencia de esa jurisdicción, perdió documentos personales y una tarjeta.

La tarjeta contenía el teléfono de quien le había alquilado o le iba a alquilar una finca “de veraneo” en Piriápolis, lo que permitió a la Brigada de Hurtos de la seccional 11ª del balneario de los cerros, comenzar a buscar al o los posibles inquilinos.

Un sigiloso trabajo de vigilancia, permitió ubicar en las últimas horas un automóvil VW de alta gama matriculado en la Argentina, ocupado por tres desconocidos, por lo que se coordinó un operativo conjunto con la Policía de Punta del Este.

Fue así que cinco móviles policiales “cercaron” este domingo al automóvil argentino en la intersección de las calles Reconquista y Trápani de Piriápolis, logrando la detención de los tres extranjeros y la incautación de una serie de efectos, producto de al menos un robo.

En el coche se encontró una computadora móvil, un iPhone, un pendrive y una cámara fotográfica entre otras cosas, todo lo que sería producto del robo a la finca de una familia de Colonia que este fin de semana terminaba sus vacaciones en Piriápolis.

En la casa que alquilaban los delincuentes, se encontraron  dos computadoras, dos cámaras fotográficas, tres tabletas, varios teléfonos celulares, gran cantidad de joyas y otros efectos, lo que se presume es producto de robos perpetrados en Punta del Este.

Los cuatro argentinos, cuyas identidades por el momento se desconocen, pero tienen todos en el entorno de los 30 años, ya habían estado en otra ocasión alquilando en Punta del Este, pero sabiéndose buscados optaron esta vez por hacerlo en Piriápolis.

Ingresaron a Uruguay en dos automóviles de alta gama, el VW intervenido en Piriápolis, y otro coche que habían dejado días atrás en un taller para efectuarle una reparación. Se estima que antes del próximo fin de semana dejarían nuestro país.

e-max.it: your social media marketing partner