La seccional 6a de Maldonado, investiga dos rapiñas.La seccional 6a de Maldonado, investiga dos rapiñas.Declara ante la justicia penal, un individuo detenido por personal de la seccional 6ª de Maldonado Nuevo, como presunto autor de una o dos rapiñas cometidas en comercios de la zona entre el lunes y el pasado martes. El dueño de un arma ilegal también fue detenido por los mismos casos.

La primera de las rapiñas fue cometida el lunes 27 sobre las 21.30 horas, en perjuicio de un kiosco de Camino de los Gauchos y calle Rocha, donde un individuo cubriendo su cabeza con un casco y bajo amenazas con un revólver, logró hacerse de $ 4.000.

El atracador, que era esperado por un compinche a bordo de una moto, amenazó al kiosquero colocándole un revólver niquelado en la cabeza. El comerciante pudo verle una mancha en la cara, además de una pulsera en una de sus muñecas.

El presunto autor de esta rapiña fue detenido el martes durante un allanamiento llevado adelante por efectivos de la seccional 6ª, que poco antes habían detenido a otro individuo que tenía en su poder un revolver calibre 32, con numeración y marca limadas.

Al ser interrogado dijo que el arma la había cambiado recientemente por una moto porque necesitaba dinero, pero negó ser el autor de la rapiña. Sin embargo, dijo que se la había prestado a otro individuo que la había llevado para probar y luego se la devolvió.

Este fue detenido horas más tarde, y aunque niega cualquier participación, casualmente tuvo en su poder un revólver niquelado, tiene una pulsera en una de sus muñecas, y además presenta una mancha en la piel de su cara, como el que atracó el kiosco.

Tanto el dueño del arma como el que la tuvo prestada por no más de dos días, quedaron detenidos e incomunicados y la tarde de este miércoles declaran ante la justicia. Los dos poseen antecedentes penales y terminarían procesados por distintos delitos.

La otra

La segunda rapiña, ocurrió sobre las 7.40 de este martes en el comercio “La Panadería”, sito en Simón del Pino y Eugenio Ruiz Zorrilla, al que ingresó un solitario individuo encapuchado y amenazó a las empleadas, logrando hacerse de $ 2.000 en billetes de $ 50 y $ 200.

En este caso, el solitario atracador no exhibió arma alguna, pero con una de sus manos en un bolsillo, dijo que si no le entregaban el dinero “las quemo”. Se analizan filmaciones para establecer si se trata del atracador del kiosco y si podría portar el mismo revólver niquelado.

e-max.it: your social media marketing partner