Uno de los bares del crucero "Costa Favolosa".Uno de los bares del crucero "Costa Favolosa".La situación de Brasil, Buenos Aires que es el puerto “más caro del mundo”, además de la apertura de nuevos mercados altamente competitivos como el chino, explican la merma en el arribo de cruceros a los puertos uruguayos En el caso de Punta del Este, también juega en contra la imposibilidad de atracar a muro.

El director regional del Grupo Costa, doctor Carlos Pera, explicó que el descenso en el arribo de cruceros a los puertos uruguayos, en relación a temporadas pasadas, se debe a “dos circunstancias”, ninguna de las cuales está vinculada directamente a las condiciones que ofrece Uruguay.

Entrevistado en el periodístico Frecuencia Abierta de Aspen FM de Punta del Este, Pera dijo que en el contexto internacional, la operativa en Sudamérica en general es sumamente costosa respecto a otros destinos en crecimiento, como es en estos momentos el chino.

Pero hay otras causales directamente vinculadas a la región, como la situación de Brasil o Argentina. El puerto de Buenos Aires, aseveró el doctor Pera, es el “más caro del mundo”. Para ser gráfico, dijo que un día de permanencia en el puerto bonaerense, cuesta US$ 600.000 por barco.

A esto se suman los altos costos que deben enfrentar las empresas para trasladar sus barcos a la región, lo que implica “perder” veinte días de viaje entre Europa y Sudamérica y otros veinte para el retorno, lo que no se puede compensar con viajes transatlánticos.

Carlos Pera explicó que en el mundo no es demasiada la gente que cuenta con 20 o 23 días para hacer un crucero transatlántico, por lo cual muchas veces esos buques se trasladan a pérdida de una región del mundo a la otra. Esto también explica la reducción de esta temporada en Sudamérica.

Aseguró que en este momento, y al menos en el caso de Costa Cruceros, hay mucha incertidumbre respecto a los dos grandes mercados de esta región, que son Brasil y Argentina, por lo cual el grupo, solamente operará la próxima temporada con dos barcos, cuando años atrás lo hizo con 7.

Aclarando

El doctor Carlos Pera, aclaró que en medio de esta situación ha quedado Uruguay, país que no presenta costos que preocupen a las empresas. Punta del Este y Montevideo, quedan en el medio de los itinerarios programados por lo cual una baja de la operativa en Brasil y Argentina, repercute acá.

“Uruguay paga los platos rotos”, dijo gráficamente, al tiempo de reiterar que nuestro país no presenta problemas de costos respecto a otros destinos, si se tiene en cuenta los atractivos que ofrecen tanto Montevideo como Punta del Este, uno de los lugares “más lindos”.

Los costos en Uruguay “son totalmente aceptables” afirmó, aunque no pudo precisar, comparativamente con Buenos Aires, cuales son los actuales para operar tanto en Punta del Este como en la capital, donde incluso hace algunas temporadas se sumó el embarque de pasajeros.

Agregó que las temporadas se han ido acortando y que por ejemplo el “Costa Favolosa”, necesita de unos 3.800 huéspedes para operar normalmente. De cualquier manera, dijo que en Uruguay la temporada de cruceros por ahora se está comercializando bien.

Sin embargo, reconoció que en el caso de Punta del Este, hay un elemento extra que juega en contra y tiene que ver con la imposibilidad del atraque a muro, lo que significa que en determinadas condiciones climáticas, los tender no puedan desembarcar pasajeros.

Pera explicó a este respecto, que es una pena que no se pueda vender el destino “más lindo” que es Punta del Este, precisamente ante la imposibilidad de asegurarle a los turistas que van a bajar a tierra, y eventualmente permanecer más de un día, como ocurre con otros itinerarios.

La Ministra de Turismo, Liliam Kechichian, confirmó hace pocos días, que en la próxima temporada de cruceros, en el puerto capitalino recalarán 110 buques en tanto que solamente 61 lo harán en el principal balneario uruguayo. La cifra es casi similar a la de la última temporada.

(Foto: MaldonadoNoticias)

e-max.it: your social media marketing partner