El primer almuerzo en Uruguay, en base a un menú árabe especialmente preparado para ellos.El primer almuerzo en Uruguay, en base a un menú árabe especialmente preparado para ellos.El mediodía de este jueves, los primeros refugiados sirios llegaron a Uruguay, y fueron recibidos con muestras de júbilo y calor, por decenas de personas tanto en el aeropuerto de Carrasco como en el entorno de la Casa San José de los Maristas.

Los refugiados sirios radicados desde este jueves a mediodía en nuestro país, fueron recibidos con carteles, banderas y aplausos. Las primeras vivencias, tras instalarse en el Hogar San José, denotan alegría y tranquilidad.

Los adultos son quienes se muestran más tímidos, y no han dejado de agradecer los gestos de solidaridad y amistad, mientras que los más pequeños, entre sonrisas, eligieron jugar “el campito”, improvisando naturalmente un picadito de fútbol.

Tras arribar al aeropuerto internacional de Carrasco, las 5 familias sirias que se radicaron en Uruguay en calidad de refugiados, fueron trasladados en ómnibus hasta el Hogar San José de los Maristas, ubicado en Barros Blancos.

Allí permanecerán por al menos dos meses, en un periodo natural de adaptación y aprendizaje de algunas costumbres y el idioma, para luego instalarse definitivamente en distintas localidades del país, con vivienda y trabajo.

Al llegar a las inmediaciones del predio donde se alojaron, centenares de vecinos acompañaron el recorrido con carteles de bienvenida, aplausos y gritos de buenos augurios. “Bienvenidos hermanos sirios al Uruguay”, era una de las frases reiteradas.

Una vez alojados, fueron invitados a almorzar. Minutos después llegó al lugar el Presidente de la República, José Mujica, quien ingresó a la residencia acompañado del secretario de Derechos Humanos, Javier Miranda y otras autoridades.

Fueron varias las autoridades nacionales que se acercaron para expresar su apoyo y dar la bienvenida a los ciudadanos sirios, pese a que no mantuvieron contacto directo con ellos para preservar su tranquilidad y hacer más sencilla su instalación en el lugar.

La alegría era generalizada porque estas 42 personas que pisaron suelo uruguayo llenas de esperanzas y en busca de una nueva oportunidad, dejando atrás una guerra civil devastadora, están iniciando una nueva etapa que seguramente por algunos días los mantendrá desvelados.

Ahora empiezan una nueva etapa para todos ellos, que implica adaptación, radicación, empleo, educación, y atención sanitaria. En paralelo, en unos meses llegará otro grupo de familias con las mismas ilusiones a radicarse tal vez para siempre en Uruguay.

(Fotos: Presidencia de la República)

e-max.it: your social media marketing partner