banner encuesta 2019

Un sujeto de 29 años, poseedor de una serie de antecedentes, la mayoría vinculados a delitos reñidos con la moral, fue atrapado poco después de un robo perpetrado en una casa, y de haber dejado tirado un plasma cuando iba a ser intervenido por la Policía.

La Policía atrapó a un delincuente que el sábado 3 de noviembre robó una finca de la calle Libertad, en jurisdicción de la seccional policial 6ª del barrio Maldonado Nuevo, aunque la Justicia lo condenó a 9 meses de prisión efectiva, pero como autor de un delito de receptación.

En la denuncia, la dueña de la casa dijo que, mediante la rotura de la cerradura de la puerta, se habían llevado del interior un plasma de 32”, el que fue posteriormente recuperado por la Policía, cuando en calle Caracara un sujeto que lo llevaba consigo, lo tiró y emprendió la fuga.

Posteriormente, un móvil de la URPM del Distrito 2 y en conocimiento de que el plasma recuperado era producto de un robo, pudo localizar a quien fue identificado como Daniel Matías Tabeira González, de 29 años, quien fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

Aunque el sujeto en todo momento negó la autoría del robo del plasma, con las pruebas obtenidas Fiscalía dispuso su comparecencia ante la Justicia, donde fue condenado a 9 meses de prisión efectiva como autor penalmente responsable de un delito de receptación.

Degenerado

Daniel Matías Tabeira González es muy conocido por haber sido intervenido por la Policía en infinidad de oportunidades a lo largo del tiempo, fundamentalmente por protagonizar actos violentos o reñidos con la moral en plena vía pública, por los que varias veces estuvo en prisión.

En múltiples ocasiones se apostaba en semáforos de distintos puntos de la ciudad de Maldonado a solicitar “unas monedas”. Pero si la respuesta era negativa y si quienes iban al volante eran mujeres, no dudaba en bajarse los pantalones y mostrar sus genitales e incluso masturbarse.

El 6 de diciembre de 2016 su actitud no fue diferente, por lo cual el Juez Penal de 2º Turno de Maldonado, lo envió a la cárcel por la presunta comisión de un delito de ultraje público al pudor. En aquella ocasión insultó a una vecina a la que además le exhibió los genitales.

La denunciante estaba en su comercio cuando se produjo el incidente que, según dijo a la Policía no había sido aislado, ya que otras personas habrían atravesado por situaciones similares. Tabeira fue detenido en avenida Aiguá y boulevard Artigas donde practicaba mendicidad abusiva.

Pero a mediados de junio del mismo año, había sido imputado por el delito de violencia privada. Resultó detenido cerca de la terminal de Maldonado luego que se alertara al 911 que, en inmediaciones de calles Suiza y Acuña de Figueroa, exigía dinero e insultaba a los transeúntes.

También una mujer radicó denuncia en su contra ya que la siguió por varias cuadras, insultándola y propasándose con ella. La víctima agregó que la misma conducta vio que era ejercida contra otras mujeres y algunas jóvenes estudiantes. La justicia dictaminó su envío a prisión.

e-max.it: your social media marketing partner