Ana Claudia (la víctima) y Maria Paz, la estudiante que acompañaba cada mañana a tomar el ómnibus con destino a Maldonado.Ana Claudia (la víctima) y Maria Paz, la estudiante que acompañaba cada mañana a tomar el ómnibus con destino a Maldonado.El siniestro de tránsito fatal ocurrió el sábado 25 de julio del año 2015, en momentos que la víctima cruzaba la Ruta Interbalnearia de Norte a Sur -a la altura de Ocean Park-, acompañando a una adolescente a tomar un ómnibus hacia Maldonado. El responsable del embestimiento se dio a la fuga pero tras un minucioso trabajo de la Policía de Maldonado, se estableció que era argentino.

El jueves 14 de marzo, a la hora 14.00, un matrimonio argentino comparecerá en la sede Penal de 10° Turno de Maldonado, por el siniestro de tránsito fatal ocurrido el 25 de julio de 2015 en Ruta Interbalnearia, frente al ingreso a la base aeronaval Capitán Curbelo, que cobró la vida de Ana Claudia Leguizamo.

El propietario de la camioneta fue identificado tras un engorroso trabajo realizado por la Policía de Maldonado que, mediante un estudio del probable recorrido del vehículo y la comprobación a través de filmaciones de cámaras de seguridad en distintos peajes pudo establecer que era argentino.

A los pocos meses de ocurrido el embestimiento con resultado de muerte, se conformó plenamente que el vehículo era una camioneta marca Hyundai, modelo Santa Fe del año 2009, propiedad de un médico argentino que retornaba desde Punta del Este con su esposa y dos hijos hacia su país.

El caso fue seguido en Argentina por Daniel Rafecas, titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 3 de Capital Federal, lográndose encontrar a O.A.Z., quien a esa altura ya había vendido su camioneta. Igualmente, el nuevo dueño fue ubicado y el rodado rigurosamente peritado.

Tras esto, la Justicia Penal de Maldonado inició los trámites para lograr la extradición de O.A.Z., la que finalmente no se concretó. El médico argentino, habría admitido que fue el protagonista del siniestro, aunque dijo haberse enterado mucho tiempo después, en su país, que había matado a una persona.

Tanto O.A.Z. y su esposa A.E.M., habrían sostenido que aquella madrugada estaba muy oscuro y había mucha niebla, y que si bien sintieron un fuerte impacto en la camioneta, prosiguieron la marcha temiendo que en plena ruta les habrían arrojado algún elemento para obligarlos a detenerse y robarlos.

Largas negociaciones entre abogados habrían arribado a un acuerdo económico, por lo cual, el matrimonio argentino retornó a nuestro país en los últimos días (por primera vez luego del siniestro), para firmar el mismo y comparecer la semana entrante ante la Justicia y anunciar el acuerdo alcanzado.

Cuando O.A.Z y su esposa A.E.M. ingresaron a Uruguay, fueron intervenidos por personal de Migraciones, ya que tenían orden de captura. Sin embargo, tras algunas horas de detención, fueron liberados por orden judicial, sin siquiera haber sido trasladados a Maldonado.

Aquella mañana

El siniestro de tránsito se produjo a las 6.45 del sábado 25 de julio del año 2015 en la Ruta Interbalnearia, frente al ingreso a la Base Aeronaval de Laguna del Sauce y Ocean Park. Ana Claudia fue embestida por la camioneta argentina y luego arrollada por una segunda.

Esa madrugada había una niebla importante en toda la zona, y no se sabe si la víctima se lanzó a cruzar la ruta (de Norte a Sur), sin percibir que muy cerca circulaba una camioneta, o si el vehículo argentino se desplazaba a una velocidad que no le permitió a su conductor ver a la peatona.

Ana Claudia Leguizamo Fígoli, iba acompañando como cada mañana a María Paz Montes Bentancur a tomar el ómnibus que la trasladaría a Maldonado donde cursa sus estudios secundarios, cuando fue embestida por la camioneta Hyundai Santa Fe, cuyos ocupantes se dieron a la fuga.

Segundos más tarde, el cuerpo de la mujer que quedó tendido sobre el pavimento fue arrollado por otra pequeña camioneta, cuyo conductor no pudo percibir su presencia y lo arrastró varios metros. Se trataba de una Fiat Strada de una conocida empresa de seguridad.

El destino quiso que solo segundos antes, María Paz cruzara la ruta. La adolescente ya estaba por atravesar la senda hacia Punta del Este, cuando sintió a su espalda el impacto que segó la vida de la mujer que cada mañana, se levantaba para acompañarla a tomar el ómnibus.

e-max.it: your social media marketing partner