Sebastián Enrique Otegui Andacht, golpeó y lastimó a un familiar sexagenario y se quedó muy tranquilo en su propia casa.Sebastián Enrique Otegui Andacht, golpeó y lastimó a un familiar sexagenario y se quedó muy tranquilo en su propia casa.El violento sujeto, de 33 años, le provocó fractura en un hueso de una mano. Lo detuvieron en la casa de la propia víctima y luego la Justicia lo remitió a la cárcel por 8 meses.

 

El caso se produjo días atrás sobre las 23.30, en una finca del balneario Buenos Aires, desde donde se pidió ayuda policial vía telefónica, ya que un sexagenario había sido agredido físicamente por un familiar.

La dotación policial que llegó al lugar, procedió antes que dada a trasladar a la víctima al hospital Alvariza de San Carlos, donde los facultativos le diagnosticaron fractura de quinto metacarpiano de la mano derecha.

Tras ser radicada la denuncia en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género (UEVDG) de San Carlos, el agresor, identificado como Sebastián Enrique Otegui Andacht, de 33 años, fue detenido en la casa de la víctima.

Durante su comparecencia en el Juzgado Penal de 1er Turno de San Carlos, Otegui Andacht fue condenado a 8 meses de prisión efectiva, como autor de un delito de violencia doméstica agravado, con un delito de lesiones personales.

Sebastián Enrique Otegui ya era poseedor de otros tres antecedentes penales por hurto y receptación, y además por lesiones personales del mes de mayo del año 2010, cuando ya había revelado su nivel de violencia e intolerancia.

A su expareja

El jueves 18 de febrero, una joven mujer se presentó ante la Policía, radicando denuncia contra su expareja por agresiones físicas y amenazas, a pesar de que ya había medidas cautelares que entre otras cosas le impedían el acercamiento.

Realizadas las actuaciones correspondientes, se inició la búsqueda de Christian Adrián Navarrete Silveiro, de 24 años, quien fue detenido días atrás mientras se desplazaba por avenida De los Gauchos.

Llevado ante la Justicia, fue condenado a 14 meses de prisión efectiva, como autor de un delito continuado de violencia doméstica agravado, con un delito de lesiones personales y un delito de desacato.

Este joven es otro de los integrantes de una conocida familia dedicada a la comercialización de drogas en Maldonado Nuevo. Había sido condenado el 12 de agosto de 2018 por un delito continuado de suministro de estupefacientes.

Lo detuvo la Policía -junto a un hermano-, en el marco de la investigación del asesinato de un hombre de 46 años, ocurrido en una boca de venta de drogas que funcionaba en una casa de calles José Bivar y Alberto Caracara.

e-max.it: your social media marketing partner