Roberto Carlos Silvera, uno de los protagonistas del hecho, cuenta con otros 15 antecedentes penales por la comisión de los más diversos delitosRoberto Carlos Silvera, uno de los protagonistas del hecho, cuenta con otros 15 antecedentes penales por la comisión de los más diversos delitosLos dos hombres y la mujer detenidos tras una intensa persecución, en la que incluso una agente policial fue atropellada, tras cometer un robo en una finca del barrio Jardines de Córdoba, fueron imputados por distintos delitos y remitidos a la cárcel. Uno de ellos es poseedor de 15 antecedentes anteriores de todo tipo.

Sobre la hora 20.00 del viernes 28, la Policía fue alertada sobre la presencia de desconocidos saliendo de una finca de calle Lope de Vega, en el barrio Jardines de Córdoba de Punta del Este. Quien llamó dijo haber visto a dos hombres subiendo a un coche de color oscuro llevando un televisor.

En forma inmediata se radió el aviso a todas las unidades policiales que se encontraban en ese momento de patrullaje, mientras se inició un minucioso trabajo en el CCU haciendo un seguimiento de los ladrones a través de distintas cámaras públicas de video vigilancia.

Un móvil tomó contacto visual con el automóvil sospechoso que se dirigía por Ruta Perimetral al Norte a alta velocidad, logrando interceptarlo en la rotonda con Ruta 39; la dotación policial mixta descendió de la unidad, momento en el cual los ocupantes del auto vuelven a darse a la fuga.

En ese momento una Policía resultó atropellada (sufrió un fuerte traumatismo en la columna con afectación de algunas vértebras) reiniciándose la persecución a la que se sumaron móviles de distintas reparticiones, que culminó en Camino Benito Nardone, entre los barrios Los Aromos y Cerro Pelado.El coche de la banda que pudo ser interceptado por la Policía en Benito Nardone y calle Córcega.El coche de la banda que pudo ser interceptado por la Policía en Benito Nardone y calle Córcega.

Un móvil policial embistió al automóvil de los delincuentes logrando detenerlo para neutralizar a sus tres ocupantes, luego de haberse efectuado varios disparos intimidatorios e incluso utilizando munición letal. El coche era conducido por una mujer, y ocupado por otros dos hombres.

Todos son de Maldonado: uno cuenta con profusos antecedentes penales (15 en total), el otro tiene un antecedente por hurto, y la mujer que conducía el coche no contaba hasta ahora con antecedentes de ningún tipo. En el auto se recuperó un televisor 40 pulgadas y otros efectos.

En el transcurso de la huida, el trío se había descartado de una garrafa de supergas de 13 kilos que también sería producto del robo en Jardines de Córdoba; se estima que el objetivo fue, que durante la persecución alguno de los móviles pudiera impactar sobre el objeto.

Este sábado, la Justicia condenó a Roberto Carlos Silvera, de 44 años, y a Gerald Javier De León Rodríguez, de 46, a 23 meses de prisión, ambos como autores de los delitos de hurto especialmente agravado, atentado agravado y lesiones personales agravadas, todos en régimen de reiteración real.

La mujer, identificada como C.L.P.R., de 39 años (conductora del coche), a una pena mixta de 10 meses de prisión efectiva y otros 10 de libertad a prueba, también como autora de hurto especialmente agravado, atentado agravado y lesiones personales agravadas, todos en régimen de reiteración real.

Pasado y presente de Silvera

Roberto Carlos Silvera es un delincuente considerado pesado, y que arrastra la friolera de 15 antecedentes penales por delitos de todo tipo, incluso uno del año 2014 por integrar una banda de narcotraficantes a gran escala que fue desbaratada en el marco de la operación “Diluvio”.

El 18 de marzo de 2020 fue enviado por última vez a la cárcel, imputado por un delito de tráfico interno de arma de fuego y un delito de porte de arma de fuego por reincidente; la pena fue de 13 meses de prisión efectiva, lo que quiere decir que hace no más de un mes que recuperó la libertad.

Pero su extensa carrera delictiva se remonta a una primer indagatoria en el año 1997, hasta superar ampliamente las 20 al día de hoy. La última vez fue detenido por efectivos de Investigaciones de la Zona 2, a la altura de calle Los Caciques casi Bambú, en el barrio Maldonado Nuevo.

Estaba sentado en la vereda frente a una boca de venta de drogas, pero al ver acercarse el móvil policial cruzó la calle y se escondió; antes se había descartado de un revólver Ruby Extra calibre 32, que había colocado dentro de una pequeña cámara a la que le había colocado la tapa.

Condenado anteriormente por todo tipo de delitos, como daño, violencia privada, hurto, amenazas, lesiones personales, rapiña, receptación, porte ilegal de arma y transporte de drogas, en el mes de octubre de 2014 cayó en un sonado caso de narcotráfico a gran escala.

La operación “Diluvio” desarrollada por la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas (D.G.R.T.I.D.), terminó con la incautación en Tacuarembó, de un cargamento de cocaína valuado en US$ 11 millones, que tenía a Europa como destino final, y descabezó una banda narco.

El líder de aquella organización, era el brasileño Jean Paul Correa Morinigo, residente en Paraguay y requerido por las autoridades de Brasil por tráfico de drogas. Había logrado ingresar a Uruguay con documentación falsa a nombre de Leonel Delgado Vallejos, de 31 años.

El sujeto operaba con la estrecha colaboración de varios delincuentes uruguayos, la mayoría de ellos afincados en Maldonado y vinculados al narcotráfico, como Roberto Carlos Silvera. La operación “Diluvio” desembocó en la incautación de 268,651 kilos de cocaína.

El procedimiento se inició en una zona rural del departamento de Tacuarembó, cerca de la localidad de Curtina, luego que una avioneta sobrevolara a baja altura y arrojara 10 paquetes con droga. El cargamento fue subido a una camioneta ocupada por 5 hombres.

En la caja de la camioneta se incautaron los 10 grandes paquetes de cocaína, que al ser abiertos contenían un total de 250 ladrillos con un peso total de 268,651 kilos, además de un revólver Smith & Wesson, calibre 38 cargado. Entre los ocupantes, estaba Roberto Carlos Silvera.

Culminada la instancia judicial, la doctora Adriana De Los Santos y el Fiscal doctor Juan Bautista Gómez, dispusieron el procesamiento con prisión de 7 personas, entre hombres y mujeres integrantes de la banda narco. Silvera y otros 4 sujetos fueron imputados por transporte de sustancias estupefacientes.

e-max.it: your social media marketing partner