Leonardo Marcelo Moreira Sobera, robó descaradamente varias prendas de vestir de una tienda del centro fernandino.Leonardo Marcelo Moreira Sobera, robó descaradamente varias prendas de vestir de una tienda del centro fernandino.Tres individuos que cometieron distintos hurtos en la capital departamental fueron atrapados por la Policía y sometidos a la Justicia. Todos cumplen medidas sustitutivas a la prisión efectiva.

 

El viernes 1° de octubre, fue cometido un hurto en una tienda de ropa y calzado deportivo ubicada en calle Sarandí, Maldonado. Según la responsable del comercio, una pareja ingresó en busca de calzado para niño, pero además, el hombre se probó distintas prendas.

Sin adquirir nada, la pareja se retiró pero llevándose naturalmente y sin pasar por la caja, tres remeras y una campera. La Policía analizó una serie de registros de cámaras de video vigilancia del local donde se aprecia el accionar de las dos personas señaladas.

Increíblemente, al día siguiente la mujer retornó al comercio, momento en el que con mucha cautela se alertó a la Policía sobre su presencia allí. En minutos varios policías estuvieron en la tienda procediendo a detener a la mujer cuya identidad no fue aportada ya que luego quedó libre.

Enterada la Fiscal de 3er. Turno de Maldonado dispuso que quedara emplazada para comparecer ante la Justicia, en tanto los investigadores a cargo del caso concurrieron a su domicilio, donde detuvieron a la pareja, Leonardo Marcelo Moreira Sobera, de 32 años.

Tras ser indagado, Moreira Sobera compareció en el Juzgado Penal de 4° Turno, donde se dispuso su condena como autor de un delito de hurto, y una pena de 5 meses de prisión efectiva. Su pareja está emplazada pero no se conoce para que día.

Moreira Sobera, había sido procesado con prisión el 16 de septiembre de 2016, imputado por tenencia de sustancias estupefacientes no para consumo, tras ser detenido por efectivos de Investigaciones de Zona 2 portando 106 gramos de marihuana que la Justicia entendió eran para la venta.

La detención se produjo cuando personal de la citada dependencia policial realizaba tareas de patrullaje y procedió a identificarlo. En ese mismo momento, Moreira se descartó de una pequeña bolsa de nylon dentro de la cual contenía la marihuana, según confirmaron los análisis realizados.

Por tres

Días atrás, una funcionaria de una institución pública ubicada con sede sobre calle Román Guerra, en Maldonado, denunció ante la Policía el hurto de 8 metros de cable del alumbrado público, que ingresaba desde una columna en la vereda hacia el citado local.

Mediante el análisis de registros fílmicos del sistema de videovigilancia de la Policía, se pudo identificar al responsable del hurto. Se trataba de quien luego fue identificado como C.A.G.B. de 32 años, el que tras ser detenido fue indagado y encontrado responsable de otros ilícitos.

De la investigación surgió que este hombre, el domingo 31 de octubre había robado diversos efectos de un local comercial ubicado en la peatonal Sarandí, al que ingresó mediante daños en la puerta principal de vidrio. Hurtó dinero, relojes, colgantes y caravanas, entre otros efectos.

En ese caso, Policía Científica había recolectado una serie de muestras que fueron analizadas en Montevideo y confirmaron la identidad del autor. Asimismo, el lunes 15 de noviembre robó en un centro educativo de avenida José Batlle y Ordóñez, del que se llevó diversos efectos.

Según lo que se había denunciado, el autor del hurto se marchó con una laptop, artículos escolares, un televisor 32” y una placa de mármol. Llevado ante la Justicia, C.A.G.B. fue condenado como autor de 3 delitos de hurto y penado con 14 meses de libertad a prueba.

El triple ladrón, tendrá que guardar arresto domiciliario nocturno durante los primeros 8 meses, presentarse una vez por semana en la dependencia policial más cercana a su domicilio, y prestar servicios comunitarios cuya frecuencia no fue informada.

Se llevó el motor

A todo esto, un joven de 24 años identificado como H.F.O.A., fue condenado a cuatro meses de libertad a prueba, como autor de un delito de violación de domicilio agravado, fuera de la reiteración, con un delito de hurto en grado de tentativa.

Días atrás, un Policía del PADO que se encontraba libre, detuvo a H.F.O.A. cuando lo sorprendió manipulando el motor de un equipo de aire acondicionado de su propia casa. El frustrado ladrón fue derivado a dependencias de Investigaciones.

Durante los cuatro meses de pena, tendrá que presentarse una vez por semana en la seccional policial más cercana a su domicilio y prestar servicios comunitarios durante dos horas por día, dos veces por semana.

e-max.it: your social media marketing partner