Un efectivo de Coraceros resultó ser el rapiñero más buscado de los últimos tiempos en Punta del Este.Un efectivo de Coraceros resultó ser el rapiñero más buscado de los últimos tiempos en Punta del Este.Tiene 36 años, vive en el barrio Hipódromo y cumple funciones en Montevideo. Atacaba con su poderosa arma de reglamento, luego entraba a un baño y se vestía de Coracero. Nadie sospechaba de él, pero ahora se cree que es autor de infinidad de rapiñas en este departamento.

Un funcionario del Ministerio del Interior que revista en los cuadros de la Guardia de Coraceros, era el autor de las rapiñas selectivas que se estaban perpetrando en Punta del Este desde hace varios meses. Lo atraparon el mediodía de éste sábado y horas más tarde fue procesado.

El rapiñero, intensamente buscado por varias dependencias policiales de Maldonado y Punta del Este desde hace varios meses, caracterizado por perpetrar sorpresivas rapiñas a mano armada, generalmente en perjuicio de turistas, es Policía.

El mediodía de éste sábado luego de concretar una de las tantas rapiñas de las que fue autor, y que le reportó tan solo $ 100, cayó en manos de personal de Investigaciones de la Policía de Maldonado, cuando se cambiaba de ropa en el interior de un baño.

Se trata de V.H.C.L. de 36 años de edad, funcionario de la Guardia de Coraceros domiciliado en el barrio Hipódromo, que cumplía funciones en régimen de 12 x 36 en la capital del país, y al viajar a Montevideo o retornar a su casa, daba sus certeros golpes.

Aunque se presume que es autor de más de 10 rapiñas en los últimos tiempos, en una decisión relámpago de la justicia de Maldonado, la noche de este sábado fue procesado con prisión, como autor de 3 delitos de rapiña agravadas por el uso de arma de fuego en reiteración real.

Nunca ejerció la fuerza o hirió a alguna de sus víctimas; les robaba el dinero y el teléfono celular para evitar que pidieran ayuda; siempre devolvió los documentos y nunca atacó a una mujer, aún cubierta en joyas. Apuntaba a turistas que llevar consigo fuertes sumas de dinero.

Cayó

Este sábado en horas del mediodía, V.H.C.L. intentó una rapiña en la zona de la Playa Mansa de Punta del Este, pero no la pudo concretar. Más tarde, atacó a otro hombre en el estacionamiento del supermercado Disco de la avenida Pedragosa Sierra.

Allí fue el final de su carrera como rapiñero, porque un funcionario de Narcóticos de Maldonado, fue testigo de todo y decidió no actuar en ese momento, sino seguir sus pasos mientras informaba de lo que estaba ocurriendo y pedía refuerzos.

V.H.C.L. con su mochila al hombro, se dirigió hacia la zona de Punta Shopping e ingresó al baño de Mc Donalds. Allí fue atrapado cuando comenzaba a cambiarse y a ponerse su uniforme de Coracero. Esa fue la estrategia que utilizó en todos los casos.

Como para viajar a Montevideo o regresar de la capital utilizaba la terminal de ómnibus de Punta del Este, sus rapiñas fueron cometidas en la misma zona. Como portaba arma de fuego, en todos los casos amenazó a sus víctimas con la pistola Glock 9m.m. de reglamento.

Al ser interrogado adujo problemas personales y económicos como pretexto para perpetrar las rapiñas. Dijo incluso que tiene 5 hijos en el departamento de Artigas a los que debe mantener, cosa que no se pudo probar aún. Su esposa, era totalmente ajena a todos sus actos.

Precisamente la mujer, entregó un teléfono celular que V.H.C.L. le había regalado hace algunos días. Era de un brasileño rapiñado la pasada semana en la Parada 1 ½ de la Mansa, en las pasarelas de madera. En su casa también había un billete de 2000 guaraníes.

Era parte del dinero que le robó a un paraguayo tiempo atrás, en otra de sus rapiñas en el estacionamiento de la terminal de ómnibus de Punta del Este. Ésta y otras rapiñas no pudieron ser probadas, justamente porque las víctimas fueron turistas que ya no están en Uruguay.

Lo probado

Este sábado fue procesado por la rapiña cometida en perjuicio de un hombre (uruguayo), el pasado sábado 23 de agosto en inmediaciones de la terminal de ómnibus de Punta del Este. La víctima fue despojada de su teléfono celular y de dinero en efectivo.

Otra de sus rapiñas fue perpetrada en jurisdicción de la Prefectura de Punta del Este, en perjuicio de otro uruguayo el jueves 25 de setiembre, a la altura de la Parada 2 ½ de Playa Brava, donde también obtuvo dinero y un teléfono celular.

Su último ataque fue el de éste sábado en perjuicio de otro hombre que fue sorprendido en el estacionamiento del supermercado Disco de Punta del Este. En este caso, solamente se hizo de $ 100 que aún tenía en un bolsillo cuando fue atrapado.

A pesar de que ya fue procesado por tres rapiñas, la Policía de Maldonado sigue trabajando en la obtención de testigos y elementos probatorios, porque el Coracero dijo haber sido autor de muchos más delitos incluso algunos de hace más de un año.

e-max.it: your social media marketing partner