Robó una casa, quiso cobrar para devolver el botín y terminó arrebatando a la víctima.Robó una casa, quiso cobrar para devolver el botín y terminó arrebatando a la víctima.Un hecho insólito ocurrió en la ciudad de San Carlos, donde un delincuente robó una casa, luego retornó a venderle todo a la víctima, pero cuando recibía el dinero solicitado, optó por arrebatarle la billetera y huir. Días después fue atrapado y ya está en la cárcel.

El robo ocurrió la semana pasada en horas de la madrugada, cuando un hombre denunció ante la Policía, el robo de un teléfono celular, dinero en efectivo y documentos, todo lo que ascendía a los $ 18.000.

Lo increíble fue que un día después, dos hombres llamaron a su puerta. Cuando atendió le dijeron que sabían donde estaba lo que le habían robado y que si les daba cierta suma de dinero, recuperaría todo.

La víctima, con tal de recuperar sus documentos y el teléfono celular accedió al pedido, pero cuando sacó del bolsillo su billetera para entregar lo solicitado, uno de los delincuentes se la arrebató y huyó del lugar.

Con datos precisos sobre los autores de los robos, al día siguiente personal policial que patrullaba la calle Agorrody, avistó a Ronald Michael Pérez Sánchez, de 24 años de edad, uno de los dos buscados.

Tras los interrogatorios fue llevado ante la jueza penal de San Carlos, que dispuso su procesamiento con prisión, como autor de un delito de hurto. Su compinche está plenamente identificado pero no ha sido atrapado.

Otra casa

Personal de la misma dependencia, con apoyo de efectivos de la Guarda Rural y de la Policía Comunitaria, logró detener a uno de varios ladrones que estaban perpetrando un robo en una finca de la calle Abreu de San Carlos.

La finca fue rodeada de policías, y mientras el propietario los autorizaba a ingresar, uno de los ladrones intentó huir aunque fue inmediatamente detenido y trasladado a la comisaría.

El dueño de la casa dijo que se encontraba durmiendo, cuando escuchó ruidos, y al despertarse, pudo comprobar que dentro de su casa había dos o tres personas robando, algunas de las cuales lograron huir cuando lo vieron.

Posteriormente se comprobó que los delincuentes habían provocado una serie de daños y se habían llevado algunas joyas que hasta el momento no pudieron ser recuperadas.

Por el momento, solo resultó procesado con prisión, Gonzalo Ismael Olivera Brum, de 23 años de edad, imputado por un delito de hurto especialmente agravado. Los otros ladrones están identificados y pueden caer de un momento a otro.

e-max.it: your social media marketing partner