Un coche como este fue vendido por un hombre totalmente drogado, que al reaccionar denunció ante la Policía un hecho que no ocurrió.Un coche como este fue vendido por un hombre totalmente drogado, que al reaccionar denunció ante la Policía un hecho que no ocurrió.Cuatro personas fueron procesadas en las últimas horas, dos de ellas con prisión, por una maniobra realizada con un coche que no era de ninguno de los imputados. Un hombre de 27 años, bajo los efectos de la droga, fue inducido a vender el rodado que era de su cuñada.

El pasado viernes 10 de octubre en el entorno de la hora 6.30, efectivos del destacamento policial de Cerro Pelado fueron advertidos sobre el robo de un Chevrolet Corsa GL, pero en jurisdicción de otra dependencia, ya que ocurrió en la avenida San Pablo, barrio Presidente Kennedy.

Desde Cerro Pelado, la Policía se contactó inmediatamente con la sub comisaría de San Rafael, jurisdicción en la cual se había perpetrado el robo del automóvil, desde donde en primera instancia no pudieron hacer contacto con el denunciante.

El confuso episodio recién tuvo otro capítulo el pasado martes 14 de octubre, cuando un hermano del denunciante, fue a la sub comisaría de San Rafael a informar que el coche estaba en un comercio de venta de antigüedades de la zona de El Placer.

Para sorpresa de la Policía, la propietaria del local aseguró que el coche era suyo. Interrogada, explicó que días antes un joven llegó al local de antigüedades para venderle el Corsa, ofreciéndole él como parte de pago una moto Zanella Custon 125 c.c.

Además, la comerciante, exhibió a la Policía la documentación que acreditaría como suyo el automóvil, incluyendo la propiedad y el compromiso de compraventa, por lo cual la mira de la Policía se puso también en denunciante y su entorno.

El hombre de 27 años que denunció el robo en Cerro Pelado fue intervenido, confesando durante los interrogatorios, que cuando hizo el negocio -con el coche que no era suyo-, se encontraba bajo los efectos de la droga; dijo además estaba acompañado por otro individuo.

Además, aseguró que en ningún momento firmó documento alguno vinculado al negocio, pero que además la moto que señaló la dueña del local de antigüedades le entregó como parte del pago, no la había recibido en ningún momento.

Ante los investigadores reconoció que el coche era de su cuñada y que cuando recobró la lucidez, decidió radicar la denuncia por robo ante el destacamento de Cerro Pelado, por vergüenza y por no saber como afrontar la verdadera situación.

La jueza penal de 4° turno de Maldonado, dispuso que los indagados quedaran detenidos, en tanto libró la orden de captura para el esposo de la dueña de la casa de antigüedades y para el individuo que acompañaba a quien presuntamente negoció el Corsa.

Este miércoles, la magistrada dispuso el procesamiento con prisión de Roberto Rodrigo Ruíz Sosa, de 27 años de edad, por simulación de delito, y su tratamiento en el pabellón psiquiátrico del hospital Alvariza para someterse a un tratamiento de desintoxicación.

También envió a prisión a Matías Adrián Rios Camargo por la comisión de un delito de abuso de la inferioridad psicológica en calidad de autor; se trata de quien acompañaba a Ruíz Sosa al momento de vender el coche de su cuñada.

Asimismo, fueron procesados sin prisión, C.E.C.F. y su esposa -compradora del Chevrolet Corsa-, L.B.A.P., como autores del mismo delito que Rios Camargo: abuso de inferioridad psicológica. La pareja debe presentarse en la comisaría más cercana a su casa, por 90 días.

e-max.it: your social media marketing partner