banner encuesta 2019

La Unión de Grupos de la Costa, que nuclea a 22 organizaciones y grupos de estudios vinculados al medio ambiente y su preservación, emitió una nota este miércoles 26 de diciembre, en la que expresa su disconformidad con la gestión y control de la costa de Maldonado por parte de distintas instituciones oficiales. Pide, además, que se revise el modelo actual de gestión costera.

En la carta pública, se señala como responsables a la Intendencia de Maldonado, al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) y a distintos municipios, y se denuncia “la muy notoria falta de comunicación y diálogo entre las autoridades competentes y de éstas con la sociedad civil”.

“Esto genera una falta de análisis en conjunto, previo a la implementación de acciones concretas que puedan impactar negativamente en el medioambiente y el paisaje costero”, reclama la Unión de Grupos de la Costa en la carta hecha pública este miércoles 26 de diciembre.

Se denuncia que las decisiones se toman sin respetar las normativas vigentes, ni los plazos establecidos legalmente. Las acciones, “han sido realizadas de espaldas a la población, sin difusión alguna, ni comunicación a las diversas organizaciones sociales sensibles a estos temas, ni a los vecinos de las zonas afectadas”, agrega.

“Observamos que a la hora de realizar acciones concretas priman los intereses ajenos a los de la preservación del medioambiente o al manejo sustentable del mismo. Se pasan por alto, a su vez, los conocimientos científicos asociados a las dinámicas del ecosistema costero, obviando su alta fragilidad”, dice.

La carta también hace un análisis histórico de los impactos que ha sufrido la costa, como la forestación con especies exóticas invasoras, un modelo de urbanismo inadecuado y sin ordenamiento territorial, e intervenciones que “atentan contra la faja costera reduciendo su tamaño y la capacidad de recuperación propia…”.

“Sin perjuicio de la existencia de otros problemas históricos y estructurales, consideramos que hay acciones que se están llevando a cabo actualmente que van a generar efectos negativos a largo plazo y que van a agudizar las dificultades para enfrentar desafíos ambientales futuros”, se advierte.

Lo más reciente

Entre las intervenciones más recientes que “violentan el ecosistema y que son promovidas por entes gubernamentales”, se destaca: estacionamiento y proyecto de parador en Playa Bahía de Manantiales; instalación de estacionamientos en Playa Mansa; e implementación de geotubos en la desembocadura del arroyo Maldonado, en La Barra.

Extracción de arena, circulación de maquinaria pesada y rellenos con balastro, sobre el cordón dunar entre San Francisco y Punta Colorada; extracción de arena en balneario Sauce de Portezuelo; excepciones a la construcción en varios puntos de la franja costera, “fruto de la especulación inmobiliaria”; y loteo de dunas en balneario Buenos Aires.

Extracción reiterada de arena y destrucción de médanos en paradas 33/34 de Playa Brava; apertura de calles en Rincón del Indio sobre humedales; aperturas de calles en zona de Punta Ballena para emprendimientos privados; rellenos de grandes áreas de inundación en El Tesoro; y enjardinamiento de dunas con especies exóticas invasoras.

A lo anterior, se suman dos eventos recientes considerados “particularmente alarmantes”, como el derrame de hidrocarburos al Océano Atlántico por la rotura de un manguerote de la Boya Petrolera de Ancap; y la rotura del colector del saneamiento a la altura de la Parada 31 de Playa Mansa.

Ante esta situación, más de 20 grupos de la costa y profesionales en el tema se han movilizado para crear la Unión de Grupos de la Costa, para “estar vigilantes a este tipo de actuaciones, para que se cumplan las normativas asociadas a la defensa de costas y para solicitar que la comunidad sea correctamente informada”.

La Unión reclama que en forma urgente se revise el modelo de gestión actual de la franja costera, “para preservar en las mejores condiciones estos relictos, su fauna y flora asociadas, así como la identidad de este paisaje nacional que entendemos de suma importancia tanto para los residentes locales como para el turismo”.

Las organizaciones firmantes son: Aprobioma; Plantarenas; Maldonado por la tierra y el agua; Todos por la boca; Socobioma; Nuestra Costa y Humedal; Unión de Vecinos para la Conservación de la Sierra de las Animas; Manantiales Natural; Limpieza de Costas del Uruguay; Guardianes de la Costa; Justicia por nuestras Playas; y la Asociación de Vecinos de Las Grutas.

También: la Asociación Civil Nativos Punta Negra; Centro de Estudiantes de la Licenciatura en Gestión Ambiental; Comisión de Vecinos del Cerro de los Burros; La Capuera Medio Ambiente; Asociación de Estudiantes y Egresados de Conservación de PET Arrayanes; Asociacion de Vecinos de Ocean Park; Red Animas; Aguará Pope Educación y Gestión Ambiental.

e-max.it: your social media marketing partner