banner encuesta 2019

Aunque al menos hasta el mediodía de este miércoles no se reportan playas con cianobacterias en Maldonado, se advierte que en la zona de la Mansa de Punta del Este, han aparecido algunos ejemplares de “pez sapo”, especie que tiene una espina inoculadora de una toxina que puede provocar mucho dolor si se produce un pinchazo.

La parición de este pez en las playas de Maldonado -mal denominado pez bagre, especie con la que ni siquiera está emparentada-, se registró en forma masiva por última vez a fines del mes de enero de 2016, y provocó pinchaduras en los pies a decenas de personas.

Mientras hasta el mediodía de este miércoles no se reporta presencia de cianobacterias en ninguna playa del departamento, sí se confirmó de la aparición de algunos ejemplares de este pez, por lo cual se pide tener la máxima precaución, evitar pisarlos o tocarlos con la mano.

Es de acá

En aquella ocasión, el biólogo Marcelo Loureiro echó por tierra algunos mitos y opiniones erróneas, aclaró aspectos vinculados a esta especie y confirmó que el pez sapo es “un animal más uruguayo que lo sospechado”, aunque mucha gente desconocía su existencia.

Loureiro aclaró que son "peces comunes en el litoral, de Piriápolis al Este, lo que no quiere decir que sean abundantes", y, “por qué aparecieron tantos es difícil de saber, porque no son peces que se muevan mucho”, y su presencia masiva en las playas podía tener muchas causas.

Reconoció que era raro que hayan aparecido mayoritariamente sólo en dos playas (la Mansa de Punta del Este y Playa Verde) y consideró que probablemente hubiera ejemplares en otros puntos con menos "difusión mediática" como tuvieron los aparecidos en estas zonas.

"Viven en el litoral rocoso o arenoso, enterrados. Es clásico el hecho de que cuando uno camina por las rocas deba ir con algún calzado", dijo Loureiro, recordando que cuando era chico él mismo fue "pinchado" por un pez sapo, luego de haberlo pescado y tomado con las manos para examinarlo.

"Ellos tienen una parte de la aleta dorsal separada que se transformó en una espina inoculadora. El veneno provoca un dolor muy fuerte pero más allá de eso no hay problemas, exceptuando los alérgicos, que pueden tener alguna complicación", explicó el biólogo.

Aclaró además que no muerden y que la boca de gran tamaño es usada para comer otros animales pequeños. Por último, Loureiro explicó que no son animales de agua dulce, como se informó en alguna ocasión. "Se mezcló todo, no es un pez de agua dulce, para nada”.

“Quizá el nombre bagre sapo confunda a alguna gente, pero no son bagres ni parientes de estos animales. Pertenecen a otra rama evolutiva", concluyó. Por el momento, no se ha reportado ninguna pinchadura por lo cual es importante tener precaución para evitarlas.

e-max.it: your social media marketing partner