Imagen actual de la extracción constante de arena del predio privado rivereño al arroyo El PotreroImagen actual de la extracción constante de arena del predio privado rivereño al arroyo El PotreroNuevamente vecinos de la zona de Chihuaua (al Oeste de Punta del Este), elevan un medido a través de Change.org -la plataforma de peticiones más grande del mundo-, con el objetivo de llegar al presidente de la República para que se impida la constante extracción de arena.

Se trata de predios privados en los que, según el petitorio, hace 25 años se extraen grandes cantidades de arena que ha generado la desaparición de las dunas y amenaza el equilibrio de la zona, ubicada sobre la costa del arroyo El Potrero; allí se proyecta un complejo portuario e inmobiliario.

La tierra privada es de 397.242 metros cuadrados, aunque según algunos detalles del proyecto de puerto deportivo y desarrollo inmobiliario, “Marinas de Punta del Este”, la superficie podría ser superior, independientemente de que significaría la privatización de algunos cientos de metros de playa.

El año pasado volvió a tomar fuerza la posibilidad de que este proyecto finalmente comenzara a desarrollarse, en tanto continúa la extracción constante de arena que es lo que sigue preocupando a los residentes de la zona. La petición fue iniciada recientemente por Ricardo Rodal.

En la misma se solicita al presidente de la República que “no autorice el saqueo de las arenas de Chihuahua”, y se recuerda que hace ya 25 años de aquel primer proyecto que no incluía “edificación en altura” además de que "no consiguieron la financiación bancaria para la realización del proyecto”.

“En el transcurso de estos 25 años lo único que ha hecho este grupo ´inversor´ es saquear las dunas que bordeaban (ya que no están más) la desembocadura del arroyo El Potrero”, agrega la petición, y sostiene que, “con la sola inversión de una retroexcavadora se han embolsado millones de dólares en arena…”.

En saco roto

El 4 de julio de 2013, el entonces Intendente de Maldonado, Oscar De los Santos, aprobó el pedido de la firma Chihuahua Club S.A. presentado el 15 de agosto de 2012, para incluir tres fracciones que se ubican en la faja costera de 150 metros en la zona conocida como “anteplaya”.

Pero la primera autorización para el desarrollo de este emprendimiento, data del 29 de noviembre del año 1991, cuando la Junta Departamental de Maldonado dio el aval para el mismo. Sin embargo, distintos trámites posteriores y contramarchas de los inversores retrasaron su concreción hasta hoy.

Empero, desde el 2 de enero del año 2007, cuenta con la autorización concedida por la Dirección de Hidrografía del MTOP, y desde el 21 de noviembre de 2000 con el visto bueno de la Dirección Nacional de Medio Ambiente, en lo que se refiere al impacto ambiental de la obra.

Los detalles

“Marinas de Punta del Este”, contaría con más de 500 amarras como pieza clave del complejo, además de 300 apartamentos de gran categoría, lotes de 1.000 m² para viviendas sobre la playa, e instalaciones complementarias, como Club House, Club de Playa, Club de Tennis y Hotel Boutique.

El proyecto, estaba a cargo del estudio argentino Antonini Schön Zemborain (ASZ), una sociedad que presta servicios profesionales en áreas de diseño y construcción de obras de arquitectura, planificación y diseño urbano, que cuenta con más de 55 años de experiencia en 4 países de la región.

Al igual que lo hiciera el expresidente José Mujica, Tabaré Vázquez en su último mandato, aprobó el 14 de marzo de 2016 una resolución por la cual se le concedió a la firma una prórroga de 21 meses a partir del 19 de diciembre de 2014 para el inicio de las obras del mentado complejo.

El tiempo ha transcurrido, se habla de nuevos accionistas, y de polémicas con poderosos vecinos como el argentino Alejandro Grendene que adquirió hace años tierras linderas que eran del Banco de Seguros del Estado, pero el proyecto no se desarrolla. En tanto, solo se extrae y se vende arena.

(Foto: Ricardo Rodal)

e-max.it: your social media marketing partner