banner encuesta 2019

El millonario robo -sin antecedentes en la zona-, ocurrió en los últimos días y en ausencia de los moradores, un matrimonio mayor radicado desde hace muchísimos años en el apacible balneario ubicado al Oeste de Piriápolis. Lo que sorprende es que guardaran US$ 528.000 en el mueble de su casa, sin personal de servicio o algún sistema de seguridad.

De acuerdo con la información conocida en las últimas horas, el matrimonio, un hombre de profesión constructor y de nacionalidad croata de 69 años, y su esposa de 71, a comienzos de esta semana se fueron de viaje y retornaron el jueves 14, encontrándose con la casa abierta.

Una puerta ventana lateral se encontraba abierta así como una ventana por donde habría ingresado uno o más ladrones. En el interior había un gran desorden, fundamentalmente en un dormitorio; pero lo llamativo es que en primera instancia no se percataron que faltara nada.

Pero la sorpresa fue grande cuando se dirigieron a un mueble (tipo aparador), donde disimulados entre la vajilla, guardaban lo que dicen eran sus ahorros de toda la vida: la suma de US$ 528.000 en efectivo, todo en billetes de cieno dólares convenientemente acondicionados.

El o los ladrones rompieron un mosquitero, destrabaron una ventana e ingresaron por ese lugar, para salir con el suculento botín por una puerta lateral. La casa no cuenta con ningún sistema especial de alarma o cámaras. La zona tampoco tiene cobertura de cámaras públicas.

Los investigadores del Distrito 1 de la Policía de Maldonado trabajan en varias pistas, en tanto esperan resultados de una serie de análisis científicos que se realizan a muestras recogidas en el lugar, que podrían revelar incluso el ADN de él o los autores del millonario robo.

Aunque se comenta que el constructor (jubilado) guardaba el dinero en su casa por no confiar en el sistema bancario, y que salvo su esposa nadie más sabía de la existencia del mismo, y no cuentan con personal de servicio, hay una serie de extremos que generan una serie de dudas.

No contaban con seguro por lo cual se descarta alguna maniobra pergeñada por las propias víctimas. Entonces, ¿el o los ladrones fueron por casualidad a robar esa casa encontrándose con un botín mucho más suculento del que esperaban llevarse, o fueron directamente en busca de dinero?.

¿Alguien sabía que el matrimonio tenía ahorros guardados en alguna parte de la casa, aún desconociendo que era una cifra tan importante?. Realmente, ¿nadie más de su entorno sabía de la existencia de ese dinero en la casa y que justo esta semana estarían de viaje?.

e-max.it: your social media marketing partner