Así quedó la cabeza de la víctima de este violento hecho ocurrido la madrugada del domingo último.Así quedó la cabeza de la víctima de este violento hecho ocurrido la madrugada del domingo último.El hecho se produjo a la hora 0.20 del domingo 11 de agosto en una finca del barrio Altos del Pinar, a los fondos del hospital Elbio Rivero de Maldonado. Tres delincuentes maniataron a una pareja, golpearon al hombre y terminaron robando una importante suma de dinero.

 

La rapiña, que para las víctimas fue un copamiento ya que por varios minutos estuvieron inmovilizadas con precintos, ocurrió a la hora 0.20 del domingo último en una finca de Altos del Pinar, donde se alojaba una pareja amiga de los dueños de casa que se encuentran de viaje.

El hombre, de 38 años, dijo a MaldonadoNoticias que a la hora mencionada escuchó la moto de un joven que estaba esperando y se acercó al portón de ingreso de la finca, momento en el que fue sorprendido por dos individuos armados a los que inmediatamente se sumó un tercero.

Los delincuentes encañonaron al joven que había llegado en la moto y también a él, pero además le propinaron un fuerte culatazo en la cabeza y lo llevaron a empujones hacia el interior de la finca. Allí maniataron a su esposa, de 29 años, con un precinto, y comenzaron a reclamar “la plata”.

Mientras le aplicaron otros golpes en la cabeza, insistían por el dinero que sabían se encontraba en la caja fuerte de la casa, hasta que maniatado, lo introdujeron en un dormitorio, dejaron a su esposa en el living y comenzaron a revolver toda la planta baja de la propiedad.

Finalmente -llamativamente sin en ningún momento subir al piso superior de la casa-, lograron hacerse de $ 90.000; también de la billetera de la víctima, de todos sus documentos y las llaves del coche particular. Llamativamente no se llevaron los teléfonos celulares de la pareja.

El episodio se prolongó por aproximadamente cinco minutos, tras los cuales el hombre logró romper los precintos que le habían colocado en las manos. Ante el nerviosismo, primero solo atinó a llamar por teléfono a un amigo Policía para narrarle lo que había ocurrido.

La víctima dijo que en el lugar se constituyeron efectivos de Investigaciones del Distrito 2, autoridades de URPM y Policía Científica que hizo un relevamiento de la escena. Sin embargo, le llama la atención que le fijaron vista con el médico forense recién para este viernes, 5 días después del hecho.

También le llama la atención que les hayan incautado los teléfonos celulares a él y a su esposa y que no los hayan devuelto; y que no se comunicaran con su amigo, el dueño de la casa, para corroborar algunos otros datos. Los propietarios se fueron de viaje el 10 de agosto y retornan el 23.

Aunque a las víctimas les dijeron que no fue un copamiento sino una rapiña, el Artículo 344 Bis del Código Penal se refiere al delito de “Rapiña con privación de libertad. Copamiento”, pero no especifica qué delito se configura si la persona privada de su libertad se libera por sus propios medios.

El citado artículo dice que: “el que, con violencias o amenazas, se apoderare de cosa mueble, sustrayéndosela a su tenedor, para aprovecharse o hacer que otro se aproveche de ella, con privación de la libertad de su o sus víctimas, cualquiera fuere el lugar en que ésta se consumare…”.

e-max.it: your social media marketing partner