banner encuesta 2019

Intendencia de Maldonado e INAU acordaron realizar un trabajo conjunto para evitar la venta de alcohol a menores de edad y a mayores fuera de los horarios permitidos. Equipos de inspección de ambas instituciones comenzaron a trabajar en distintos puntos de la zona balnearia, desde la hora 22.00 de cada jornada.

El director departamental del INAU-Maldonado, Daniel Guadalupe, explicó que como cada verano los cuerpos inspectivos se incrementan, así como los controles -fundamentalmente nocturnos-, en virtud de la gran cantidad de comercios y boliches que permanecen abiertos y las fiestas que se organizan.

En diálogo con el periodístico Frecuencia Abierta de Aspen FM de Punta del Este, explicó que se cuenta con una base de datos que contiene información de prácticamente el 100% de los boliches nocturnos, comercios y supermercados del área costera o con influencia turística.

En ese marco, y mediante un acuerdo de cooperación con la Intendencia de Maldonado, que incluye el aporte de recursos humanos y logísticos y cruzamiento de información, se incrementan estos días los controles e inspecciones para evitar violaciones a la normativa.

Guadalupe admitió que no resulta fácil sancionar a aquellos comercios que venden bebidas alcohólicas a menores de edad, o a mayores después de la medianoche, ya que la única forma de actuar efectivamente es en el preciso momento en que se están violando las disposiciones.

El jerarca del INAU, dijo que incluso algunos comercios, que tras la fachada de almacenes “24 horas” venden alcohol a menores y fuera de los horarios establecidos para los mayores, cuentan con personas que están alertas ante el eventual arribo de los cuerpos inspectivos.

Aclaró, además, que el INAU solo tiene potestad para aplicar sanciones (que van de las 40, 50 y hasta 100 UR) por la venta de alcohol a menores de 18 años, porque en el caso de la venta a mayores fuera de horario autorizado, el control le corresponde al Ministerio del Interior.

Pero hay otras dificultades, porque está comprobado que, en algunos coches, cuyos ocupantes simulan estar en determinado lugar charlando o escuchando música, en realidad se venden bebidas alcohólicas; ante la constatación de consumo en la vía pública, INAU no puede hacer nada.

Finalmente, Daniel Guadalupe confirmó que, a diferencia de temporadas anteriores, no se han detectado desbordes en fiestas privadas como las que se celebraban en fincas alquiladas para realizar eventos. Ahora los problemas se generan en sitios puntuales de la zona costera.

La Intendencia

Para la Intendencia de Maldonado es un problema que se debe atender en forma inmediata, ya que algunos comercios y boliches bailables no estarían respetando la normativa y se han incrementado en ciertas zonas las peleas o desmanes entre adolescentes y jóvenes alcoholizados.

El director general de Higiene y Medio Ambiente de la administración, Jorge Píriz, admitió que también se está alerta ante el consumo excesivo de energizantes por parte de los jóvenes. El acuerdo con INAU, también incluye el pedido de apoyo a la Policía de Maldonado.

En relación con las fiestas “sunset” (denominación de moda para las fiestas que comienzan al anochecer), Píriz explicó que, “el alcohol en las fiestas que comienzan al atardecer corre por cuenta de los organizadores, pero en estos días se notificó a varios empresarios porque no están respetando los horarios”.

Ese tipo de fiestas, “están autorizadas hasta las veintitrés o las cero horas según la ubicación y algunas continúan hasta las dos de la mañana y ya dejan de ser un sunset para pasar a ser un boliche”, aclaró. Ante los casos detectados, la comuna notificó y multará a los organizadores.

Respecto a las denuncias por ruidos molestos, Píriz dijo que en esta temporada “han variado las zonas porque las fiestas se han trasladado a otros lugares”, y adelantó que “el año que viene se van a rever las fiestas en Aparicio Saravia porque en determinadas ocasiones afectan a un barrio que es residencial”.

e-max.it: your social media marketing partner