Larrosa Pagani y Ramírez Trotta, cumplirán prisión preventiva por 118 días en tanto se espera por la condena que los tendrá tras las rejas probablemente varios años.Larrosa Pagani y Ramírez Trotta, cumplirán prisión preventiva por 118 días en tanto se espera por la condena que los tendrá tras las rejas probablemente varios años.Los dos individuos fueron detenidos por la Policía luego que huyeron de una finca del barrio Maldonado Nuevo donde estarían a punto de perpetrar una rapiña. Ambos portaban armas de fuego y son poseedores de profusos antecedentes penales como autores de distintos delitos; el dueño de casa, también es poseedor de varios antecedentes, no quiso radicar denuncia.

 

Poco después de la hora 9.30 del domingo 3 de noviembre, la Policía acudió a una finca ubicada en calles Lorenzo Meboipe e Inocencio Aratiré, en el barrio Maldonado Nuevo, a la que habían ingresado dos sujetos con pelucas y lentes, escuchándose luego varios disparos producidos por armas de fuego.

Cuando los primeros efectivos del PADO y URPM del Distrito 2 llegaron al lugar, 3 sujetos salieron corriendo de la propiedad esgrimiendo armas de fuego; incluso uno de ellos apuntó a los efectivos aunque no realizó ningún disparo, para luego ingresar nuevamente a la casa y huir por los fondos.

Uno de los sujetos, acorralado en un pasillo, le disparó a una funcionaria del PADO e inmediatamente de descartó de un revolver calibre 32, aunque instantes después pudo ser atrapado. Otros efectivos se trabaron en lucha con un segundo individuo logrando su detención e incautándole una pistola calibre 22.

Los detenidos (ambos tienen 31 años, fueron llevados ante la Jueza Penal de 11° Turno que los formalizó por la presunta autoría de una rapiña y otros delitos vinculados al porte y tenencia ilegal de armas de fuego, imponiéndoles 118 días de prisión preventiva. El dueño de la casa, J.CH., también fue citado aunque se negó a radicar denuncia por lo ocurrido.

Alexander Daniel Ramírez Trotta, 31 años, fue imputado como autor de un delito de rapiña especialmente agravado, en grado de tentativa; un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones; un delito de atentado especialmente agravado, con un delito de porte de arma de fuego por reincidente; y un delito de porte de arma de fuego con signos de identificación suprimidos.

El otro formalizado es Alejandro Enrique Larrosa Pagani, por la presunta autoría de un delito de rapiña especialmente agravado, en grado de tentativa; un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones; un delito de atentado especialmente agravado; un delito de porte de arma de fuego en lugares públicos, y un delito de porte de arma de fuego.

Tienen muchas

Alexander Daniel Ramírez Trotta, había sido enviado a la cárcel por última vez el 24 de mayo de 2018, luego de ser atrapado por personal del grupo PADO de la Policía de Maldonado. Poseedor de un frondoso prontuario se había escapado en el mes de abril de la cárcel de Campanero, Lavalleja.

Todo comenzó cuando una patrulla que se desplazaba en el límite de los barrios Iporá y Altos del Pinar, tras un llamado al teléfono de emergencias 911, observó a la altura de calles Ñapindá y Las Orquídeas a un desconocido encapuchado y en actitud sospechosa ingresando a una finca.

Con autorización del propietario, los policías ingresaron al predio logrando la detención de quien resultó ser Alexander Daniel Ramírez Trotta. Inmediatamente se realizaron las comunicaciones pertinentes confirmándose que el capturado estaba fugado desde el mes de abril.

El delincuente había sido trasladado de Maldonado a la cárcel de Campanero, de la que se fugó según informó el Ministerio del Interior, el domingo 1° de abril de 2018, cuando no había cumplido siquiera un mes de prisión de los 15 que le había impuesto la Justicia.

La noche del 20 de febrero de ese año, había cometido un cuantioso hurto en una finca de calle Carlos Reyles, en el barrio Cantegril de Punta del Este. Se llevó $ 100.000, US$ 9.800, cheques, documentos, una notebook y una tableta; teléfonos celulares, prendas de vestir y calzado deportivo, entre otras cosas.

Poco después de este hecho, en el Centro de Comando Unificado se recibió información sobre una colisión entre dos motos, la que no arrojó lesionados. En el lugar estaba un repartidor de pizza que dijo que minutos antes una pareja en moto lo había chocado.

El trabajador, explicó que el piloto lo amenazó con tener un arma de fuego, y segundos después huyó junto a la mujer hacia Maldonado. Más tarde, un móvil policial los avistó en calle Simón del Pino, pero al intentar detenerlos fue impactado por el bi rodado.

Los desconocidos huyeron a pie, abandonando no solo la moto sino también una mochila dentro de la cual se encontró un arma de fuego, US$ 7.200 y $ 60.000 en efectivo, entre otros efectos. Era parte de lo que habían robado en la finca de calle Carlos Reyles.

Las investigaciones posteriores, pudieron establecer que el autor del robo y protagonista de la colisión con el delivery, quien además chocó posteriormente el móvil policial y huyó a pie, era Alexander Daniel Ramírez Trotta, el que inmediatamente quedó requerido.

Sin embargo, cayó en manos de la Policía recién la mañana del 28 de febrero, luego de intentar robar en una finca de calle Volta, en el barrio Esterel de Punta del Este. En esa ocasión había arrancado la reja de una ventana y estaba a punto de ingresar cuando el dueño lo vio y lo puso en fuga.

Un rápido despliegue policial permitió ubicarlo, y tras una tenaz persecución que se extendió desde avenida Roosevelt cuando intentaba llegar a avenida Chiossi fue detenido. Ramírez Trotta, tras pasar por dependencias de Investigaciones del Distrito 2, fue a Juez y de allí a prisión por 15 meses.

Resultó condenado como autor de dos delitos de hurto agravados, uno de ellos en grado de tentativa ambos en reiteración real, con un delito de porte de arma por reincidente. A esa altura, ya era poseedor de otra serie de antecedentes penales en este departamento.

En el caso de Alejandro Enrique Larrosa Pagani, había sido enviado a prisión por última vez el 24 de enero de 2017. La Justicia lo procesó con prisión por la presunta comisión de un delito de hurto agravado. En aquellos momentos estaba requerido desde el 3 de diciembre del año anterior por una rapiña.

Una sexagenaria alemana fue robada por una joven de 22 años que, fue atrapada por varios testigos del hecho y fue a prisión. Sin embargo, quedó requerido su compinche que huyó en una moto; se trataba de Alejandro Enrique Larrosa Pagani, quien resultó detenido días después.

La rapiña ocurrió en horas de la tarde del sábado 3 de diciembre de 2017, cuando una pareja alemana se encontraba tomando un café en una mesa exterior de un afamado restaurante sito en la intersección de las avenidas Pedragosa Sierra y Del Mar, Punta del Este.

En determinado momento, se detuvo una moto de la que bajó la joven que tras un forcejeo se hizo de la cartera de la sexagenaria, dentro de la cual había € 5.700 y US$ 700, además de pesos uruguayos y otros efectos; la rápida reacción de algunos presentes terminó con la detención de la rapiñera.

Mientras quien luego fue identificada como N.M.A.B. de 22 años fue mantenida retenida, una unidad de la URPM del Distrito 2 salió tras el piloto de la moto que había logrado escapar llevándose la cartera, aunque acorralado por la Policía, se terminó descartando de la misma en el jardín de un chalet.

Afortunadamente, la Policía logró recuperar la cartera con todo el dinero de la ciudadana extranjera a pesar de que el compinche de la rapiñera no pudo ser atrapado. Empero, quedó plenamente identificado: era Alejandro Enrique Larrosa Pagani cuya captura era cuestión de tiempo.

N.M.A.B. fue trasladada a dependencias policiales y tras ser interrogada quedó a disposición de la Justicia. El titular de la Sede Penal de 2° Turno de Maldonado, la procesó con prisión, por la presunta comisión de un delito de rapiña impropia, especialmente agravada en grado de tentativa.

e-max.it: your social media marketing partner