Las intervenciones de personal de las comisarías especializadas en la materia, de Maldonado y Piriápolis, se produjeron los últimos días. En dos de los casos, se trata de individuos reincidentes a pesar de tener medidas cautelares anteriores.

 

En horas de la madrugada del sábado 25 de diciembre, la Policía fue a una finca del barrio San Antonio 2 de Maldonado donde se estaba produciendo un incidente a nivel familiar, provocado por un joven de 26 años que el 1° de este mismo mes ya había sido condenado por violencia doméstica.

En la casa, dijeron a los efectivos que J.A.H.B. había ingerido bebidas alcohólicas, se había tornado muy agresivo y había ocasionado daños a la tobillera electrónica que tenía puesta a raíz de otro incidente provocado semanas atrás, por lo cual fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

Cumplidas las actuaciones por parte de personal de la Comisaria Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Maldonado, y enterada la Fiscalía de turno, compareció en el Juzgado Penal de 4° Turno, donde fue condenado por su responsabilidad en dos delitos.

J.A.H.B., fue enviado 15 meses tras las rejas, como autor de un delito de violencia doméstica agravada, en reiteración real, con un delito de retiro y destrucción de dispositivo electrónico. Además, como pena pecuniaria deberá abonar una multa de UR 50 y 12 salarios mínimos.

El miércoles 1° de diciembre, la Policía había concurrido al barrio 14 de Febrero donde J.A.H.B. tras discutir fuera de si con una joven mujer, le propinó un fuerte golpe de puño al vidrio de una ventana. La mujer, fue trasladada a un centro asistencial ya que presentaba algunas lesiones en un pie.

Paralelamente, el iracundo individuo fue detenido y derivado a dependencias policiales, tras lo cual compareció en el Juzgado Penal de 4° donde se dispuso su condena como autor de un delito de violencia doméstica agravado, en reiteración real, con un delito de lesiones personales.

J.A.H.B. fue penado con 3 meses de arresto domiciliario total, y con otros 7 durante los cuales tenía que presentarse una vez por semana ante la Policía y realizar 2 horas semanales de trabajos comunitarios. Portaba tobillera electrónica y no podía  comunicarse con su pareja ni acercarse a menos de 500 metros de ella.

Otro reincidente

A todo esto, días atrás la Policía de Piriápolis tuvo que concurrir a una finca de calle General Rondeau, donde un hombre en estado de ebriedad, había ingresado al domicilio de un familiar, con lo que estaba incumpliendo medidas cautelares dispuestas un día antes por la Justicia.

En la casa, había otro miembro de la familia que temía por su seguridad ante la presencia de M.M.V.C., de 43 años, quien inmediatamente fue detenido y trasladado a la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género (CEVDG) de Piriápolis.

Cumplida la indagatoria y enterada la Fiscalía de 3° Turno, M.M.V.C. compareció en la sede Penal de 4° Turno de Maldonado, donde resultó condenado como autor de un delito de desacato, y fue penado con 3 meses de libertad a prueba, durante los cuales debe cumplir una serie de medidas.

A lo largo de los 3 meses, estará con arresto domiciliario nocturno, pero además, deberá presentarse una vez por semana en la seccional policial más cercana a su domicilio, y prestar servicios comunitarios dos horas por semana.

Acosador

La noche del martes 21 del mes en curso, una mujer se presentó en la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género de Maldonado, donde denunció a su expareja, identificada como E.G.U.F., de 47 años, quien acababa de abordarla cuando bajaba de un ómnibus en calle Simón del Pino.

La mujer, narró que el sujeto no solo la agredió verbalmente (la insultó), sino que le arrebató el teléfono celular de sus manos. Agregó que no es la primera vez que actúa de esa forma, además de seguirla constantemente, a pesar de haber terminado la relación que tenían hace ya bastante tiempo.

E.G.U.F. fue intervenido por la Policía en la puerta misma de la CEVDG a donde había concurrido, según adujo, a devolverle el teléfono celular a la mujer. Tras ser indagado, se informó a la Fiscalía de 2° Turno que dispuso su conducción a la sede para completar las actuaciones.

Derivado finalmente al Juzgado Penal de 4° Turno, E.G.U.F. fue condenado a 9 meses de libertad a prueba, como autor de un delito de violencia doméstica agravada. Le colocaron tobillera electrónica, y los dos primeros meses estará con arresto domiciliario nocturno.

Además, deberá presentarse una vez por semana en la seccional policial más próxima a su domicilio y prestar servicios comunitarios dos horas por semana; asimismo, tiene prohibido comunicarse con la víctima o acercarse a menos de 500 metros de donde ella se encuentre.

AA Viol.Domestica

DE INTERÉS

Servicio Telefónico Nacional de Orientación y Apoyo a Mujeres en Situación de Violencia Doméstica: 0800 4141 desde teléfono fijo; *4141 desde celulares de Movistar y Ancel. Horario de atención: de lunes a viernes de 8.00 a 24:00 horas, sábados y domingos de 8.00 a 20.00 horas.

Inmujeres: 2400 0302 internos 5504 y 5505 o también al 0800 7272 (línea gratuita). Espacio privado y confidencial donde se puede hablar con libertad y dan crédito a la palabra de quien se comunica.

Comisarías Especializadas en Violencia Doméstica y de Género (CEVDG): 2030 5167 (Maldonado); 4266 3679 (San Carlos); 2030 5253/5254 (Piriápolis). Además, en forma anónima al 0800 5000.

e-max.it: your social media marketing partner