La inocente pequeña, enyesada, durante su internación en el hospital Pereyra RossellLa inocente pequeña, enyesada, durante su internación en el hospital Pereyra Rossell(ULTIMA INFORMACION - H. 15.00) Otro impactante caso de violencia doméstica extrema fue descubierto en los últimos días. Todo comenzó cuando una beba de 7 meses de edad fue internada presentando graves lesiones. Se las había provocado su padre con la complacencia de su madre que no estuvo conforme con el tratamiento médico recibido.

A fines del mes de octubre, ingresó a pediatría del hospital Elbio Rivero de Maldonado, una beba de tan solo 7 meses presentando una serie de lesiones y contusiones que no se correspondían con un accidente del tipo casero.

Los facultativos actuantes, tras realizar una minuciosa revisación de la indefensa beba, comprobaron que entre otras lesiones tenía fractura en un fémur, por lo que tras una evaluación con las autoridades, decidieron dar cuenta del caso a la Policía.

Personal de la Unidad Especializada en Violencia Domestica de Maldonado, acudió al nosocomio y comenzó a trabajar en el caso, entrevistándose con los padres de la beba internada, y luego con familiares y otros allegados hasta llegar a una conclusión.

Las lesiones de la bebita no eran producto de una caída accidental o de un golpe en su propia casa, sino de una brutal paliza que alguien le había propinado en el ámbito familiar. Todas las baterías apuntaron a sus propios padres.

El 26 de octubre ya se encontraba internada en el hospital Pereyra Rossell, donde fue tratada por la lesión en el fémur de su pierna izquierda, en medio de muchas quejas de su madre, según puede verificarse en su cuenta personal de Facebook.

Detenidos los progenitores y tras algunas evasivas, terminaron reconociendo que el padre de la beba, M.F.C.B., la golpeaba salvajemente “porque molestaba”. La madre, K.Y.R.P., fue testigo de todo pero optó por proteger al golpeador antes que a su hija.

No la había golpeado una sola vez, sino varias y terminaron reconociendo que la fractura en un fémur, se la había provocado durante una de las varias palizas que le propinó, el mes pasado. La beba padeció la grave lesión por varias semanas sin asistencia.

Llevados confesos ante la jueza penal de 4° turno, el padre de la criatura,, M.F.C.B., fue enviado a la cárcel imputado por un delito de lesiones especialmente agravadas en reiteración real, con un delito de omisión de los deberes inherentes a la Patria Potestad.

La madre de la bebita y esposa del golpeador, K.Y.R.P., fue procesada pero sin prisión, por un delito de encubrimiento y otro de omisión de los deberes inherentes a la Patria Potestad.

La mujer se encontraría embarazada nuevamente, y en su cuenta personal de Facebook, varias veces durante la internación de su hijita, se quejó de los médicos a quienes trató de "HDP", anunciando incluso en que en cualquier momento se iba con "mi gordita".

En la misma cuenta de Facebook, K.Y.R.P., cuando amigos le preguntaban que había ocurrido, afirmaba que la beba se había caído e irónicamente colocaba un hastak que decía "#UnAccidenteLeSucedeACualquiera".

Según los últimos datos recogidos por MaldonadoNoticias, su marido ya se encontraba en la cárcel de Las Rosas, purgando pena por un delito de hurto, cometido hace muy poco tiempo.

En tanto se sustancia el proceso judicial, la pareja perdió la tenencia de la bebita, la que apenas recuperada por los médicos que la asisten quedará bajo custodia de una de las abuelas, totalmente ajena a la increíble situación que estaba atravesando.

e-max.it: your social media marketing partner