Imagen meramente ilustrativaImagen meramente ilustrativaDos mayores y un niño de 9 años, debieron ser rescatados por guardavidas apostados en la Playa Mansa de Maldonado, cuando un paramotor se precipitó al agua por razones que se investigan, a poco de haber despegado en la zona de Punta Piedras del Chileno.

El siniestro ocurrió en el entorno de las 14.45 de este miércoles, cuando un instructor de 42 años despegó tripulando un paramotor (parapente motorizado) desde Punta Piedras del Chileno en dirección a Punta del Este, llevando a un niño de 9 años de edad.

Guardavidas apostados en esa zona de playa de Maldonado, observaron las maniobras del aparato hasta que a poco de partir, muy cerca de la Parada 39, el paramotor se precipitó al agua con el instructor y el niño atrapados entre los arneses del parapente y el motor.

En forma inmediata, otro hombre de 35 años -conocido aparentemente de los accidentados-, se lanzó al agua para llegar hasta el lugar donde había caído el aparato, a unos 50 o 60 metros de la costa, en procura de auxiliar al instructor y al niño, pero poco pudo hacer.

La decidida intervención de los guardavidas Franco Acosta y Augusto Pessio, a los que se sumó minutos más tarde Ignacio Centurión que se desplazó desde la Parada 34, permitió rescatar a las tres personas en buenas condiciones, aunque el hombre que intentó el rescate ya había tragado mucha agua.

Los guardavidas destrabaron del equipo al instructor y al niño, cuando comenzaban a hundirse por el peso del aparato, y los llevaron a la costa donde fueron asistidos por unidades de emergencia médica móvil. El niño presentaba algunas contusiones producto del impacto contra la superficie del mar.

Por el momento no se sabe si el siniestro se produjo por una mala maniobra, por algún efecto del viento o por alguna falla técnica en el parapente o el motor a hélice ubicado en la parte posterior. El caso es investigado por la Prefectura de Maldonado.

e-max.it: your social media marketing partner