banner encuesta 2019

La empresa Codesa se encuentra recabando información en torno a la denuncia de un ciego contra un conductor de la empresa, quien presuntamente lo habría maltratado (a él y su perra guía) e insultado durante un viaje entre Maldonado y el barrio Hipódromo. El conductor, que está suspendido, dice que esa versión no es exacta y radicó denuncia por difamación e intento de agresión.

Pablo Quintana es uno de los dos ciegos que semanas atrás recibió un perro adiestrado por AUPAC (Asociación Uruguaya Perros de Asistencia para Ciegos). La perra “Kala” desde entonces se transformó en los ojos de Quintana, a quien es común verlo ahora acompañado por su guía.

En la jornada del miércoles, Pablo se encontraba junto a “Cala” y su esposa en la parada de ómnibus sita en la esquina de calles José Dodera e Ituzaingó, en la ciudad de Maldonado, esperando un ómnibus hacia San Carlos, para viajar hacia su domicilio, en barrio Hipódromo.

La unidad a la que subió aproximadamente a la hora 11.30, fue de la línea 7. Pablo Quintana asegura que apenas ascendió, el conductor de la unidad le dijo que se dirigiera hacia el fondo, pero que además lo hizo en forma despectiva hacia su perra guía.

Aseguró a MaldonadoNoticias que el conductor le dijo que era “una perra roñosa que hace años no ve un baño, y aparte que puede morder”, por lo cual intentó, dijo, explicarle las características de estos animales que están adiestrados precisamente para acompañar y no para atacar.

Pablo Quintana agregó que durante el viaje hasta el barrio Hipódromo fue objeto de insultos y maltratos por parte del conductor, lo que fue observado por otros pasajeros que incluso llegaron a increparle la actitud y, algunos lo cuestionaron luego a través de las redes sociales.

Por su parte, el conductor denunciado, que fue apartado de su cargo por la empresa Codesa en tanto se investiga lo ocurrido, dijo a MaldonadoNoticias que lo denunciado no es cierto, pero que además decidió radicar denuncia policial porque el ciego lo quiso agredir antes de descender y ha sido amenazado.

El trabajador, aseguró estar sorprendido por la versión de sus presuntos maltratos hacia el ciego y su perro guía, porque agregó que incluso conoce a Pablo Quintana de hace muchos años, con el que mantiene una relación que si bien no es de amistad es de mucha cordialidad.

Admitió que efectivamente le pidió que se sentara en el fondo (eso dice la normativa) por razones de seguridad, ya que temía que el animal pudiera ser pisado o golpeado por otro pasajero y naturalmente reaccionara con una mordida, lo que intentó evitar.

Reiteró que en ningún momento lo insultó, y que por el contrario Pablo habría intentado agredirlo antes de descender de la unidad. Al conocer la versión en su contra, decidió radicar denuncia policial por el intento de agresión y la difamación de la que ha sido objeto en redes sociales.

Aseguró que ahora ni siquiera se anima a salir a la calle porque lo han amenazado, y tiene temor incluso por su familia. Se pregunta que ocurrirá cuando vuelva a trabajar en su línea frente a lo que está ocurriendo, porque está seguro de no ser responsable de las acusaciones en su contra.

Pablo Quintana, en tanto, dijo que nunca había tenido ningún tipo de problema en un ómnibus, ni antes, ni desde hace unos 20 días cuando asciende a las unidades acompañado por “Kala”. Por el contrario, contó que la dupla genera simpatía y hasta le han pedido para tomarles fotos.

(Foto: MaldonadoNoticias)

e-max.it: your social media marketing partner