La Justicia Penal de San Carlos, envió a la cárcel por un delito de homicidio, al hombre de 44 años de edad que el viernes 13 ultimó a golpes con una pala, a un compañero de trabajo en un horno de ladrillos de la ciudad de San Carlos.

Tienen 23 y 26 años y protagonizaron una seguidilla de rapiñas desde el 25 de diciembre al pasado viernes 13 de enero. Se movilizaban en una moto por toda la zona costera, desde La Barra al Este, y sorprendían a sus víctimas que mayoritariamente eran mujeres.

Luis Alberto Galo Píriz (24), recapturado en San Carlos durante un gran operativo policial a dos días de haberse fugado del hospital de Maldonado, fue nuevamente procesado con prisión por 5 nuevos delitos, y ahora cumplirá una larga condena en el Comcar a donde ya fue trasladado.

Maximiliano Daniel Santoro Medina, cayó por sus huellas digitales.Mientras un individuo poseedor de varios antecedentes cayó en manos de la Policía por las huellas digitales que dejó estampadas en la finca que robó, otro fue atrapado antes que concretara el ingreso a otra casa cercana a la Playa Mansa.

Un individuo de 24 años, poseedor de varios antecedentes penales por hurtos de todo tipo, nuevamente fue enviado a la cárcel, en este caso por el robo de dos costosas bicicletas en una finca de boulevard Artigas.

Un delincuente de 28 años fue enviado a la cárcel por la autoría de una rapiña especialmente agravada, tras ser atrapado poco después de haber cometido un atraco en un apartamento.

Un conductor de 48 años fue enviado a la cárcel por provocarle graves lesiones a una mujer, quien, entre otras cosas sufrió la amputación de la falange de un dedo de su mano derecha. Además, el ahora encarcelado huyó del lugar sin prestar asistencia.

Dos hermanos argentinos, de 21 y 26 años de edad que agredieron salvajemente a un conductor de Codesa la madrugada del domingo, fueron procesados sin prisión por el delito de lesiones personales, con medidas sustitutivas que les impiden salir del país antes del 15 de enero. El obrero del volante sufrió fractura del caballete nasal y una contusión en el cuello.

Un individuo de 32 años que robó una bicicleta en Punta del Este para comprar droga, fue enviado a prisión por un delito de hurto, en tanto una turista extranjera de 51 años que robó algunos efectos en la feria de la plaza Artigas de la península, fue procesada sin prisión.

Un delincuente montevideano, detenido en cercanías de un hotel de La Barra, resultó ser el autor de un cuantioso robo de joyas perpetrado en la zona el 21 de diciembre pasado. Fue enviado a la cárcel, así como otro individuo que robó dos baterías de camión en Maldonado. El botín fue estimado en unos US$ 100.000.

Un joven de 24 años fue enviado a prisión por un delito continuado de suministro de estupefacientes. Fue detectado en una afamada discoteca de Punta del Este con algunas pastillas de éxtasis; la investigación posterior de la Brigada Antidrogas de Maldonado, terminó con la incautación de LSD, marihuana y varias plantas de cannabis.

Personal policial del Distrito 1, desarticuló una banda de menores que se estaba dedicando al robo de bicicletas en la ciudad de Piriápolis. Los tres imputados tienen entre 13 y 15 años de edad, y habían hurtado cuatro bi rodados antes de ser descubiertos. En Manantiales, otros dos menores robaron teléfonos y una computadora de una finca.

Un conocido ladrón que suele operar en la zona costera de La Barra, fue nuevamente enviado a prisión tras robar una serie de efectos del interior de un coche. Sospechan que pudo haber sido autor de otros hurtos, aunque su ausencia de la calle por un tiempo genera tranquilidad.

Un individuo que alcoholizado protagonizó graves incidentes en la casa de su suegra de Cerro Pelado y golpeó a una vecina, fue remitido a prisión por un delito de lesiones personales, en tanto en San Carlos, otro hombre también fue a prisión por propinarle una brutal paliza a un joven, para hacerse de su billetera y una bicicleta.

Tres individuos poseedores de antecedentes penales fueron enviados a prisión; dos de ellos imputados por el delito de receptación ya que estaban en poder de una Mehari robada en el centro de Maldonado; el tercero por el hurto de una cartera llena de dinero de una residencia de La Barra.