En esta terminal aérea, la principal de Turquía, fue detenida la familia siria hace ya 8 días.En esta terminal aérea, la principal de Turquía, fue detenida la familia siria hace ya 8 días.La familia siria que se había afincado en Piriápolis y la pasada semana decidió viajar a Serbia a visitar familiares, se encuentra detenida hace 8 días por autoridades turcas en Estambul. El gobierno uruguayo realiza contactos diplomáticos e informó del caso a ACNUR.

El sirio Maher Aldees, su esposa, tres hijas mujeres y un varón (todos menores), formaron parte del contingente de refugiados sirios que llegó a Uruguay en el mes de octubre del año pasado. Esta familia se radicó posteriormente en el barrio Country del balneario Piriápolis.

Es la misma familia que en el mes de abril cobró notoriedad, a partir de las noticias de que las hijas mujeres (tres) no estaban concurriendo a la escuela. El caso fue denunciado incluso por la edil frenteamplista Beatriz Jaurena, ante la Junta Departamental de Maldonado.

Semanas atrás, se supo que Maher Aldees y su familia, habían accedido a pasajes para viajar a Serbia donde se encuentran radicados otros miembros de la familia, aunque la intención sería retornar nuevamente a Uruguay, y concretamente a Piriápolis.

En las últimas horas, se conoció la noticia a través de la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia de la República, que la familia Aldees, tras viajar con destino a Serbia, “fue retenida por autoridades de inmigración, en el aeropuerto internacional Ataturk, Estambul”, durante la escala intermedia.

Las autoridades uruguayas confirmaron que los seis sirios permanecen en esa situación desde el pasado viernes 7 de agosto, y que el gobierno de nuestro país ha estado en permanente contacto telefónico con ellos para mantenerse al tanto de su situación.

“Durante todos estos días, el Ministerio de Relaciones Exteriores estableció contactos diplomáticos en búsqueda de una rápida solución. También, y con el mismo objetivo, se puso en conocimiento a ACNUR sobre lo sucedido”, señala el comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos.

Maher Aldees, su esposa y sus cuatro hijos, partieron de Montevideo el 5 de agosto pasado en el vuelo AR 2397 de Aerolíneas Argentinas, con pasajes de ida y vuelta, rumbo a Serbia. Turquía era sólo una etapa de su vuelo hacia Belgrado, el destino final que la familia había elegido.

El estatuto de refugiado no implica ninguna limitación a los movimientos, aunque es decisión y responsabilidad de cada individuo viajar o no. Empero, en este caso, la Secretaría de Derechos Humanos colaboró en la planificación del viaje, una vez que la familia Aldees decidió realizarlo.

El itinerario Montevideo-Buenos Aires-Estambul-Belgrado había sido elegido luego de que representantes diplomáticos de uno de los países de la Unión Europea manifestaran que resultaba imposible “que la familia pudiera transitar sin problemas por el territorio cubierto por el Espacio Schengen”.

La zona o Espacio Schengen, está conformado por 24 países, lo que implica que más de 400 millones de ciudadanos pueden circular libremente por Europa. Fue firmado en 1985 en la localidad del mismo nombre en Luxemburgo, fronteriza con Francia y Alemania.

El acuerdo tiene como objetivos, eliminar los controles para las personas en las fronteras interiores y definir las fronteras exteriores comunes, aplicando medidas compensatorias para reforzar y aumentar esas fronteras exteriores mediante la cooperación judicial y policial.

Advertidos

Representantes diplomáticos de Serbia y Turquía fueron contactados, en forma previa al viaje, para verificar que no existieran obstáculos de tipo administrativo para el tránsito de la familia siria, que dispone de la documentación pertinente, denominada “Documento de Identidad y Viaje”.

Es de público conocimiento la situación de extrema dificultad que viven los ciudadanos sirios que pretenden ingresar a países europeos o cercanos a la región. La familia Aldees, fue puesta en conocimiento sobre este punto antes de decidir su viaje desde Uruguay.

e-max.it: your social media marketing partner