La seguidilla de rapiñas a repartidores de distintos productos, a cualquier hora y en cualquier barrio de la ciudad de Maldonado, no solo preocupa a quienes se han transformado en un apetecible objetivo de los delincuentes, sino a los empresarios que analizan alternativas para evitar situaciones más graves.

Fermín “Chiquilate” Pérez, es de San Carlos aunque no se encontraba viviendo en esta ciudad. Es conocido y recordado por una destacada trayectoria deportiva, pero también por haber estado vinculado en múltiples ocasiones a delitos de tenencia o transporte de drogas. La pasada semana llegó a la ciudad a ver a familiares, pero desde el sábado 24 de agosto nada se sabe de él.

Fue la noche del miércoles cuando fuerzas combinadas trabajaban en un control de vehículos y personas en el citado barrio fernandino, y tres sujetos se negaron a ser identificados; uno de ellos portaba dos armas de fuego y pudo ser detenido.

El hecho ocurrió en horas de la tarde del miércoles a la altura de calles Garzón y 1° de Mayo. La víctima cuya identidad se desconoce, recibió varios disparos en una pierna y golpes en el rostro.

El siniestro de tránsito con saldo fatal, ocurrió sobre la hora 19.30 del lunes 26 de agosto, a la altura del kilómetro 117 de Ruta 9, al Este de la ciudad de Pan de Azúcar. La víctima tenía 26 años.

En las últimas horas se confirmó que el hombre de 29 años, que recibió un balazo en la cabeza la noche del martes 20 de agosto en el barrio Maldonado Nuevo, dejó de existir. Ahora la Policía reperfila la investigación y busca a el o los autores de un asesinato.

La víctima tenía 60 años y fue embestida por una camioneta que circulaba en dirección a Maldonado. Tras dos semanas de internación, la víctima del siniestro de tránsito dejó de existir en las últimas horas.

(ÚLTIMA INFORMACIÓN - H. 10.45) El hecho se produjo poco después de la hora 22.00 del martes a la altura de calles Bambú y Justicia, en el corazón del barrio Maldonado Nuevo, cuando un hombre que se encontraba junto a una mujer, sorpresivamente recibió un balazo en la cabeza. La mañana de este miércoles, otra pareja fue baleada en el mismo barrio.

Seguidilla de rapiñas en Maldonado, tiene movilizada a la Policía. La madrugada de este lunes fue atracado un delivery, en tanto el sábado fueron rapiñados tres repartidores en distintos barrios fernandinos.

El ataque ocurrió sobre la hora 19.00 del viernes en una intersección de dos calles del barrio Maldonado Nuevo en la que convergen además pasajes en distintas direcciones. El móvil de la Guardia Republicana fue baleado por los ocupantes de una camioneta que lograron darse a la fuga.

Así quedó la cabeza de la víctima de este violento hecho ocurrido la madrugada del domingo último.Así quedó la cabeza de la víctima de este violento hecho ocurrido la madrugada del domingo último.El hecho se produjo a la hora 0.20 del domingo 11 de agosto en una finca del barrio Altos del Pinar, a los fondos del hospital Elbio Rivero de Maldonado. Tres delincuentes maniataron a una pareja, golpearon al hombre y terminaron robando una importante suma de dinero.

La agresión y robo se produjo en horas de la noche del miércoles 7, cuando el repartidor fue atacado por tres sujetos en calle Ceibo, quienes le provocaron lesiones en manos y rostro. Los atacantes, un mayor y dos adolescentes fueron detenidos.

(ÚLTIMA INFORMACIÓN - H. 13.30) El hecho ocurrió en calle Francisco Moreno, en el barrio Maldonado Nuevo en horas de la noche del martes. La víctima recibió varios impactos de bala y alcanzó a llegar con vida al hospital Elbio Rivero donde poco después dejó de existir. Posteriormente se supo que la víctima fue perseguida por dos sujetos en moto que lo acorralaron en un callejón y le efectuaron cinco disparos,

Ambos hechos se produjeron en horas de la mañana de este martes 6 de agosto, y tuvieron como víctimas a repartidores de productos lácteos que se encontraban trabajando, en un caso en barrio Perlita, y en el otro en Biarritz.

Este lunes a la noche fue atracado un supermercado de calle Justicia, en tanto el domingo, también a la noche, fue el turno de una panadería relativamente cercana al comercio anterior.